Si de algo se le ha acusado a este nuevo siglo es de ser la era de la superficialidad y el individualismo. Centrados en las redes sociales e Internet, la obsesión por mostrar y el culto a la belleza parecen la seña de identidad de esta generación.

Sea o no cierto, lo que no puede discutirse es que existe una atención especial cada vez mayor en lo referente a nuestro físico. Tanto hombres como mujeres, cada vez tienen más en cuenta y prestan más atención a los cuidados estéticos, existiendo cada vez más una demanda amplia de todo lo referente a tratamientos de belleza capaces de conseguir éxitos demostrables.

Tratamientos especiales para el pelo como el alisado japonés o los

Seguir Leyendo...