Desde bien pequeño me gustaron los karts, pero no pude practicar tanto como hubiera querido. Otros niños tenían a sus padres para llevarlos a todas las competiciones y yo no pude, mi padre era camionero y le veía más bien poco al hombre. Cuando llegaba lo que menos quería era salir de casa. Mi madre tenía que cuidarme a mí y mis dos hermanas, por lo que tiempo para acompañarme a mi afición no tenían.
Seguir Leyendo...
En el bar/restaurante que teníamos, había  un aparcamiento bien hermoso ¿qué hacer con él? Pues montar un parking solar para aprovechar la cantidad de luz solar que recibimos. Para construirlo necesitábamos buscar una empresa que y no era tan fácil como parecía en un principio. Tuvimos que buscar mucho en Internet hasta dar con Industrias Duero, que fue la empresa que finalmente nos construyó nuestro parking solar.
Seguir Leyendo...
Monté un bar/restaurante con un amigo de la infancia. Cogimos un local y procedimos a reformarlo. Necesitábamos unas cuerdas estilo marino alrededor de nuestro bar para que marcaran una entrada así de estilo marinero. Nos pusimos a buscar en Internet páginas que tuviesen este tipo de materiales y encontramos a Cuerdas Valero. Esta empresa tenía justo lo que buscábamos, experiencia y saber hacer, puesto que nos dieron una serie de consejos para que las cuerdas marinas nos durasen más.
Seguir Leyendo...