En ocasiones nos cuesta verlo de esta manera, pero lo cierto es que una farmacia, antes de nada, es también un negocio. Un negocio que una persona o varias montan para, además de ayudar a los pacientes, sacar beneficios y poder vivir de ello. Por eso, aunque nos sorprenda a bote pronto, más que nada por lo poco habituados que podamos estar a verlo, cada vez existe una mayor incidencia del marketing para farmacias en la actividad diaria de estos establecimientos. Sí, puede sonar extraño. ¿Marketing en relación con qué: medicamentos, pastillas, cremas, etc.? Pues sí, por qué no, y además de todo ello, los productos que la farmacia vende en relación con la cosmética o la higiene personal, que

Seguir Leyendo...

La palabra “accesibilidad” significa mucho más para las personas con discapacidad que para el resto. Y no solo en lo referente a la acepción más obvia de la palabra. No siempre estas personas pueden disfrutar de las comodidades que el resto de personas, por ejemplo a la hora de encontrar en internet una tienda de ortopedia online, algo extremadamente sencillo (dentro de las dificultades que, efectivamente, tiene montar una tienda y mantener el negocio en estos tiempos) que, en cambio, puede suponer una bola de oxígeno en muchos casos. En ocasiones, por ejemplo, el paciente no puede moverse con facilidad y el hecho de tener que desplazarse hasta el lugar físico donde se encuentre el establecimiento más cercano puede

Seguir Leyendo...

Aunque parecen más propias de una película de Hollywood, las lavanderías de autoservicio como WashUp son ya una realidad en nuestro país. Nacido en Texas en 1934, este método de lavado sencillo de realizar y enormemente asequible –supone un notorio ahorro de electricidad, agua y detergente, sin contar con el innecesario gasto en una máquina lavadora- descubre ahora un ingente mercado todavía en pañales, aún sin conquistar.

Seguir Leyendo...

En el interior profundo del complejísimo mundo de la mecánica, todo motor, núcleo vital de la máquina, necesita adaptarse a las condiciones físicas de ese mismo ingenio al que pertenece. Los motorreductores y reductores de velocidad suponen la opción más indicada, fiable y eficaz para tal cometido gracias a su perfecta regularidad a la hora de equilibrar la velocidad y la potencia transmitida, su incomparable eficiencia en la transmisión de la potencia derivada de la acción del motor, su seguridad en dicha transmisión y el mínimo coste de su mantenimiento, la sólida rigidez de su montaje, la brevedad y sencillez de su proceso de instalación y, por último, su tamaño reducido, adaptable a cualquier tipo de espacio disponible.

Empresa líder

Seguir Leyendo...