Un buen diseño, fundamental para vender hoy

22 Julio, 2017
Un buen diseño, fundamental para vender hoy

Según muestran los resultados obtenidos en varias investigaciones, el sentido de la vista, es el más importante, y a través de él recibimos la mayoría de la información que tenemos del mundo. Y esto debe ser cierto, ya que en publicidad se presta especial atención a todo lo relativo a la imagen, a la parte visual del producto, y de hecho, siempre se tiende a relacionar una marca con una estética concreta, unos colores o unas formas características.

Y es que aunque no se debe juzgar un libro por su tapa, lo cierto es que se hace, y se hace mucho, y prácticamente por norma. ¿Cuántas veces nos han pedido como requisito fundamental para acceder a un puesto de trabajo que tengamos buena imagen? La apariencia, y más en la sociedad actual, lo es todo. Hoy el parecer es más importante que el ser, y la verdad, lo real, poco importa ya, en un mundo donde lo virtual está ganando terreno. Y como habría dicho Julio César, la mujer del césar no solo debe serlo, sino parecerlo.

Páginas web con grandes diseños, logos originales y llamativos, embalajes atractivos… todo esto es fundamental para vender un producto a  día de hoy. El mercado actual es muy competitivo y ante la duda, la mayoría se decanta por el diseño más atractivo. No importa que tengas un buen producto, también debe parecer que lo tienes. Saber venderse hoy, es como prostituirse, ponerse las mejores galas y salir a patear las calles en busca de clientes.

El diseño vende, y eso lo saben bien en Empacke, empresa especializada en el diseño de branding y gestión del packaging de productos. Aquí diseñan con el objetivo de aumentar las ventas de todos sus clientes, creando sus marcas, etiquetas, envases, embalajes, estuches, etc… en Empacke entienden de marketing y de productos y saben qué hacer para enamorar al cliente. Todos sus diseños de envases y embalajes están basados en estudios de consumo y en el conocimiento del mercado. Estos profesionales crean marcas que definen y representan los valores, tanto de la empresa como del producto, ya que no solo se trata de un logo, sino de una filosofía de vida, una forma de entender el mundo y de actuar. Porque los clientes reconocen a las empresas por lo que hacen, lo cual queda reflejado en la marca.

Por qué es tan importante el packaging

No solamente es un envoltorio a fin de proteger el producto de posibles daños, sino que es, sobre todo, su cara, la imagen de lo que contiene.

El poder de atracción de lo visual, es tan grande, que numerosos estudios han concluido que, en igualdad de condiciones, a la hora de elegir un producto, nos decantamos por aquel que tiene un diseño más atractivo.

Además, el packaging sirve de soporte a la presentación del producto, conteniendo toda la información relativa al mismo y haciendo más fácil que el cliente o clienta puedan conocerlo.

En definitiva, el packaging marca la diferencia de un producto sobre otro de la competencia, ya que incluye el logo y los colores representativos de la marca, con los que el consumidor asocia a la misma.