La importancia del precio de la gasolina para las pymes

28 Marzo, 2017
La importancia del precio de la gasolina para las pymes

No es nada nuevo que el control de los gastos supone una ventaja a la hora de planificar una estrategia empresarial. Y tampoco es extraño ver coches de pequeñas empresas circulando por las carreteras y ciudades. Detrás de estas afirmaciones hay una gran coincidencia: el precio de la gasolina es un punto importante que no hay que descuidar.

Existen muchas maneras de controlar gastos, y para nada voy a referirme al control de personal, la distribución de inversiones o la administración coherente de los fondos destinados a las compras internas de la empresa. En este artículo voy a referirme al control del gasto en gasolina (ya sea gasoil o diésel), y como afecta dentro de la empresa las fluctuaciones de los precios.

En primer lugar, cabe remontarse a la década pasada, para mostrar la evolución de los impuestos en la gasolina. Me refiero al céntimo sanitario, un impuesto que recaía sobre el consumidor y que se aplicaba a los hidrocarburos, su objetivo era solucionar los problemas de liquidez de la sanidad pública. Empezó a aplicarse desde enero de 2002 hasta 2012. El gravamen de este impuesto consistía entre 1,2 y 4,8 céntimos de litro de carburante. Este tipo de gravamen afectaba tanto a consumidores como a empresarios, y sin duda fue un punto a tener en cuenta por las empresas que se dedicaban al transporte por carretera.

Este impuesto fue declarado contrario a Derecho por el Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea. El motivo fue que contravenía la directiva europea de impuestos especiales, y que no tenía una finalidad específica ligada al consumo de hidrocarburos. A raíz de la nulidad del impuesto, muchas empresas y consumidores se lanzaron a pedir la devolución de las cantidades pagadas en virtud de este impuesto. La devolución de estas cantidades tuvo una gran demora en el tiempo, y también fue bastante complicada de realizar, hasta el punto que hubo que acudir a abogados especializados en este tipo de reclamaciones para realizarlas.

Gasolineras automáticas, tema de actualidad.

Actualmente, existe una tendencia de las gasolineras a transformar los establecimientos de repostaje, en gasolineras automáticas. Las gasolineras automáticas, ya existen y no son una novedad. Se trata de establecimientos en los que el consumidor, selecciona, pone y paga el combustible, sin ser atendido por ningún trabajador. Esto es una gran ventaja para las empresas porque se ahorran un gran dinero en personal, a costa de que el consumidor “se manche las manos” haciendo un trabajo que no le corresponde.

Esto queda constancia a través del apoyo y la colaboración que están realizando, las asociaciones de empresarios de estaciones de servicios y los sindicatos UGT y Comisiones Obreras, que sostienen la necesidad de mantener normas básicas de un sector de interés nacional, con el fin de garantizar los derechos de los consumidores, el mantenimiento del empleo, la seguridad de las personas y del medio ambiente. Además, estas asociaciones y sindicatos sostienen también que hay que prestar atención a las personas con discapacidad.

Llegados a este punto, cabe destacar la importancia de las opiniones de empresas especialistas en el transporte por carreteara, ya que realizan muchos kilómetros a lo largo del año, y pueden dar una opinión de cómo está la situación en este sentido. Un ejemplo de este tipo de empresas, es TransThalia, una empresa especialista en el transporte nacional y internacional de vehículos de importación desde Alemania, Bélgica y Holanda, que lleva en el sector desde el año 2003 ofreciendo un trato cercano y personalizado a sus clientes.

En conclusión, el precio de la gasolina es un factor importante para las empresas que se dedican al transporte de la carretera. Pero no se puede bajar el precio de la gasolina eliminando a los trabajadores que trabajan en las gasolineras.