La mejor cocinera, la aceitera

23 agosto, 2016
La mejor cocinera, la aceitera

Sonreír con la alegre tristeza del olivo esperar, no cansarse de esperar alegría.

Sonriamos, doremos la luz cada día en esta alegre y triste vanidad de ser vivo.

Miguel Hernández. Últimos poemas.

Todo el mundo sabe de los múltiples y variados beneficios que ofrece el aceite de oliva, tanto en su uso alimentario, como terapéutico e, incluso, cosmético. Sí, es verdad que el aceite de oliva es muy bueno para la salud y el bienestar, pero también es cierto que no todos los aceites de oliva son igualmente buenos, ni en propiedades, ni en sabor, ni en calidad.

Así que nos hemos puesto a buscar proveedores de aceite de oliva en la red y hemos encontrado una empresa online que fabrica y envasa aceites de oliva de primera calidad, Aceites Olimpo. Cuentan con una amplia y variada gama de productos artesanales, destacando sus aceitunas, vinagres, vinos y azafrán. Todos sus productos son una perfecta combinación de sabor, calidad y aroma. Por supuesto, los hemos probado y nos han encantado. Ha sido todo un descubrimiento.

Los diferentes tipos de aceite de oliva se clasifican atendiendo a su calidad, variedad, acidez, forma de extracción y propiedades organolépticas. El etiquetado del envase del aceite de uso comercial hace la siguiente clasificación, que responde a las cuatro categorías comerciales de aceite de oliva reconocidas en la legislación de la Unión Europea

  1. Aceite de Oliva Virgen Extra: es de mayor calidad y el más beneficioso para la salud, manteniendo intactas todas sus propiedades organolépticas. Debe contener un grado de acidez inferior al 0,8%
  2. Aceite de Oliva Virgen: similar al anterior, pero con una calidad algo inferior. Su grado de acidez no puede superar el 2%.
  3. Aceite de Oliva: este es una mezcla de aceite virgen y aceite refinado y su calidad es significativamente inferior que la de los dos primeros. Su grado de acidez no debe ser mayor del 1%
  4. Aceite de Orujo de Oliva: este aceite es el de calidad más baja y es el producto de mezclar aceite de orujo refinado con aceite de oliva virgen. Al igual que el aceite de oliva, su grado de acidez no debe ser mayor del 1%.

Los beneficios del aceite de oliva.

El remedio de Tía Mariquita, que con aceite todo lo quita… (Refrán popular)

El aceite de oliva presenta unas propiedades que lo hacen altamente beneficioso para la salud, y numerosos estudios científicos lo demuestran.

  • En primer lugar, el aceite de oliva tiene propiedades anticancerígenas, debido principalmente a su alto contenido en ácido oleico, antioxidantes y flavonoides. Además, el aceite de oliva ayuda a reducir la hipertensión.
  • Ayuda a controlar el colesterol, por lo que también previene las enfermedades cardiovasculares, ya que favorece la eliminación del colesterol malo, a la vez que aumentan el colesterol bueno.
  • Es bueno para hidratar la piel y el cabello secos de forma natural. También puede emplearse para dar masajes.
  • Su alto contenido en antioxidantes contribuye al fortalecimiento del sistema inmunológico y retrasa el envejecimiento celular. El aceite de oliva podría ayudar a prevenir el alzhéimer
  • Reduce el riesgo de padecer úlceras
  • Los ácidos grasos del aceite de oliva contribuye a reducir los niveles de azúcar en sangre, lo que su consumo, supone un enorme beneficio para las personas que padecen diabetes tipo 2.

Lo más recomendable sería tomar de dos a tres cucharadas diarias de este bálsamo divino que es el aceite de oliva en crudo. No olvides incluirlo siempre en tu dieta y así podrás beneficiarte de sus increíbles propiedades nutricionales. Lo aconsejable sería tomar, al menos, unas de esas 3 cucharadas en ayunas. Recuerda que no debes tomar una cantidad de aceite de oliva mayor de la recomendada, ya que además de engordar, podría favorecer el riesgo de enfermedades coronarias.