Las construcciones y las reformas siempre se han de hacer con los mejores materiales

24 julio, 2018
Las construcciones y las reformas siempre se han de hacer con los mejores materiales

Cuando nos disponemos a construir o a renovar nuestra vivienda o una vivienda, en el caso de los constructores, siempre debemos de procurar llevar a cabo esta obra con los mejores materiales ya que esto nos ayudará a que los acabados sean mucho mejores y que el trabajo que llevemos a cabo, dure más en el tiempo y, por tanto, la amortización de la inversión sea mucho más fácil. Lo cierto es que hoy en día, que las empresas trabajen con materiales de calidad es mucho más fácil que hace unos años ya que en la época del boom de la construcción primaba más hacer más obra nueva que los acabados y calidades de todas ellas. Sin embargo, esa celeridad por rematar y continuar trae problemas unos años después, ya que muchas de esas construcciones ya necesitan de reparaciones, mientras que las que están bien hechas, perdurarán en el tiempo.

Cuando queremos llevar a cabo una construcción o una reforma de una vivienda tenemos la suerte de que en el mercado cada vez encontramos un abanico más grande de productos, los cuales, año a año se renuevan, es por ello que esto nos supone una gran ventaja, ya que tenemos a nuestra disposición un mayor número de alternativas, aunque por otra banda, esto también nos hace más difícil nuestra decisión, de ahí, que además de nuestros gustos personales, lo suyo es que tengamos en cuenta lo opinión del experto que nos haga la obra.

Si finalmente vamos adelante con las obras, a continuación, os mostraremos los mejores materiales que podéis usar en cada caso y que son:

  • Materiales para paredes. Si hablamos de que se trata de una reforma, partimos de la base de que las paredes ya estarán construidas, y que, por tanto, solo tendremos que tirar o levantar tabiques. Estas paredes internas no tienen por que ser iguales a las paredes exteriores, aunque esto depende del acabado que le queramos dar y del dinero que destinemos. Los ladrillos y los bloques de cemento son los materiales más habituales, aunque lo cierto es que cada vez se usa más el pladur por su precio.
  • Materiales para suelos. El suelo es la superficie de nuestra casa y es por ello por lo que es uno de los elementos más importantes. Este debe tener una serie de propiedades específicas para que podamos pisar tales como suavidad y resistencia. Además, debe ser impermeable y también tendrá que guardar el calor para conseguir un ahorro energético. Asimismo, en función del material por el que hayamos optado tendremos que tener en cuenta que se necesitará un mayor o menor número de cuidados, por lo que esto es algo que debemos de tener muy presente a la hora de escoger. Entre los materiales más buscados nos encontramos la madera, la piedra y por supuesto las baldosas, unos elementos que podemos encontrar en múltiples formas y dibujos y que en Magasin du Carrelage tendremos a nuestra disposición al mejor precio y con las mejores calidades. También es cada vez más habitual el vinilo, un elemento que es capaz de imitar a cualquier material a un menor precio.
  • Materiales para techos. En lo que a los techos se refiere, lo más común es el yeso, un material escogido para interiores, aunque a veces también vemos madera u otros materiales sintéticos.

¿Qué se necesita para llevar una obra a cabo en una casa?

A la hora de llevar a cabo unas obras en una vivienda debemos de pedir una serie de permisos en función del tamaño de la obra. Si esta es en el interior de la casa y no modifica la distribución, simplemente deberemos de cumplir los horarios de descanso de los vecinos. En el caso de que la obra modifique la distribución del hogar se necesita una licencia de obra menor. Si las reformas que se van a realizar afectan a un elemento estructural, los ayuntamientos, de forma habitual, piden licencias de obra mayor para legalizar el trabajo. También se exige licencia de obra mayor para reformas que afecten a diferentes elementos comunitarios o que impliquen que se cambia un uso, por ejemplo, de local a vivienda. Además, en el caso de que la vivienda esté protegida por algún motivo, como por ejemplo por ser histórica, cualquier obra que realicemos será siempre considerada como obra mayor.