Las rehabilitaciones, unas obras necesarias para que nuestras viviendas avancen

29 mayo, 2018
Las rehabilitaciones, unas obras necesarias para que nuestras viviendas avancen

Cuando adquirimos o construimos una vivienda nueva siempre la solemos hacer con los materiales más punteros que existan en ese momento para que nos dure el mayor número de años posibles y es que no estamos hablando de una inversión pequeña ni mucho menos, por lo que conseguir tenerla actualizada el mayor número de años con una única inversión es la mejor de las estrategias que debemos seguir. Sin embargo, con el paso del tiempo, a todos nos pasa que vamos comenzando a sufrir achaques y las viviendas no son ajenas a este hecho, por lo que necesitan que nos preocupemos de ellas y tratemos de minimizar esos problemas que vayan surgiendo.

Cuando hablamos de rehabilitaciones nos referimos a un término muy amplio y es que podemos rehabilitar desde unas ventanas o canalizaciones a la vivienda completa por lo que este tipo de obras variará en función de nuestras necesidades. Aunque no solo la obra en sí, sino que también los permisos que tengamos que pedir para llevarla a cabo y es que partimos de la base de que no es lo mismo, que nuestra vivienda esté protegida, o en un entorno protegido a que no, no obstante, en función del lugar, también nos podemos beneficiar de una serie de ayudas que en otros casos no tendríamos.

A la hora de llevar a cabo una obra, sea de la escala que sea, debemos contar con la ayuda de profesionales que nos asesoren y nos realicen las modificaciones necesarias con la mayor profesionalidad que existe, con el fin de evitarnos problemas durante los trabajos, bien sea porque nos paralicen la obra al carecer de permiso o porque una vez finalizada nos la obliguen a tirar por falta de licencia o que a la larga nos cause problemas por estar mal rematada, es por esto que contar con el apoyo de Grupo Navitec es sinónimo de trabajar con la mejor empresa del sector de las rehabilitaciones, empresa que además, si no solo queremos rehabilitar, sino que también queremos dotar a nuestra casa de una mejor eficiencia energética, con ellos podremos hacerlo, sin necesidad de contratar a terceros, por lo que conseguiremos, a la larga, un ahorro sustancial en la energía y agua que consumimos y es que, al precio que está el agua y la luz, nos sale más rentable invertir en eficiencia energética que seguir pagando las cantidades que mes a mes, nos pasan las compañías.

Tal y como os comentamos anteriormente, existen además diferentes subvenciones y ayudas que nos pueden sufragar parte de la inversión que tengamos que realizar. Estas ayudas, que dependen directamente de los presupuestos de los ayuntamientos y comunidades autónomas, como os hemos mencionado al comienzo, varían o son diferentes en función del lugar en el que residamos. En algunos casos, las instituciones sacan líneas de crédito para renovar electrodomésticos, mobiliario, ventanas o incluso para realizar reformas completas. Por citar algún ejemplo concreto, en la comunidad autónoma de Galicia, la Xunta de Galicia ha publicado recientemente en el diario oficial de la comunidad una resolución relativa a subvenciones para actuaciones de rehabilitación de edificios y viviendas en el ámbito del área de rehabilitación integral de los Caminos de Santiago con lo que se verán beneficiados de estas rehabilitaciones integrales, todos aquellos vecinos que tengan su residencia en las calles por las que discurran los diferentes caminos de Santiago dentro de la comunidad gallega.

En el caso de residir en un lugar con protección especial por parte de Patrimonio, debemos ponernos en contacto con ellos antes de comenzar las obras y es que ellos serán los encargados de decirnos si podemos llevar a cabo la reforma o no y en caso afirmativo, bajo que condiciones debemos hacerlo puesto que no todos los lugares con protección requieren las mismas condiciones.

Rehabilitaciones integrales en vía pública

Las rehabilitaciones no solo se llevan a cabo en las viviendas y es que también existen en la vía pública. En la gran mayoría de ocasiones, a la hora de renovar el asfaltado de una calle o de humanizarla o sea cual sea la actuación que en ella hagamos, aprovechamos la ocasión para rehabilitarla por completo, esto es, de paso que levantamos el asfalto para renovarlo, cambiamos toda la red de saneamiento y traída de aguas que por ella pase, así como la renovación de cableado si fuese necesario y es que, de esta forma, nos ahorraremos levantar el pavimento cada dos por tres por roturas en la red.