Los proveedores son fundamentales

1 septiembre, 2017
Los proveedores son fundamentales

En lo que a las pymes se refiere, tener un buen proveedor es algo fundamental. Los riesgos en las grandes empresas como es lógico son altos, pero en las pymes las decisiones en muchos casos pueden tener unas consecuencias gravísimas que suelen notarse incluso antes.

Un claro ejemplo lo vemos en las farmacias, un en teoría negocio redondo, pero donde por decisiones erróneas puede acabarse con una ruina que termine generando un cierre no deseado o una deuda mayor que ponga bastante complicada la supervivencia de la propia farmacia o pasar unas cuantas temporadas ajustando el cinturón.

Por estos y otros motivos es fundamental que la empresa tenga a unos proveedores que sean de fiar, con una buena relación calidad/precio y que no fallen. La confianza cuesta en ganarse, pero tarda muy poco en perderse cuando no se está a la altura.

Plasticos Genil, una empresa de confianza

Uno de estos proveedores que han demostrado ser de confianza en su larga trayectoria es Plásticos Genil, que superan en la actualidad los más de 20.000 clientes, que dan una idea de que el trabajo que realizan a la hora de fabricar bolsas de plástico para las farmacias y el pequeño comercio en general ha sido apoyado en buena medida y son unos de los líderes del mercado.

Lo cierto es que en el sector de las pymes se valora mucho que lleven más de 35 años de experiencia funcionando, lo que da una idea de que no es una empresa flor de un día y que tiene una estabilidad. Uno de los aspectos que ha tenido la resaca de la crisis que hemos sufrido estos años es que los negocios buscan empresas estables y en las que confiar, algo que si bien se buscaba anteriormente a 2.008, no era tan prioritario, poniendo antes en la balanza el precio.

La calidad y ese servicio estable son los que mandan y esta empresa tiene una alta calidad en sus productos, dirigiéndose a todo tipo de sectores en los que ofrecen, desde una Bolsa de Camiseta Impresa de alta y baja densidad, hasta las bobinas, guantes de látex, vinilo, polipropileno, etc.

Estamos ante una empresa que no tiene remilgos en poder alardear de una experiencia y variedad de productos con los que poder colmar las exigencias de cualquier negocio que necesite unas buenas bolsas, tanto para las farmacias como para las más variadas tiendas y establecimientos. Una de sus garantías es poder trabajar con instituciones de carácter público u organizaciones no gubernamentales como “Cooperación Internacional”, de la que recibieron en 2.002 el premio de “Empresa Solidaria”.

Está claro que los valores importan y eso pesa mucho en los clientes, tanto en los pasados, como en los presentes y en los futuros. Empresas como ésta, son las que al final se van haciendo con una buena situación en el mercado, ya que conjugan lo que el consumidor busca, buenos precios, estabilidad empresarial, calidad y buenas opiniones fundadas en una empresa que lleva demasiado tiempo con fama de hacer las cosas bien.

Para terminar,aporta la posibilidad de hacer las bolsas con el anagrama o símbolo de la empresa o comercio en cuestión, otra fortaleza, servicio individualizado. Con todos estos ingredientes es como una empresa en pleno siglo XXI puede atraer a sus clientes y mantener a lo que ya confían en ella.