Cómo retener el Talento de los Millenials

1 Abril, 2017
Cómo retener el Talento de los Millenials

El otro día en una de esas cenas que dan mucho de sí, empezamos a hablar de nuestra generación, los Millennials, entre los que nos encontramos los nacidos entre 1981 y 1995 y debemos este nombre a que somos la generación que alcanzó la mayoría de edad con la entrada del nuevo milenio.

La verdad es que, hasta esta conversación, no me había parado a analizar los componentes que definen mi generación.

Era consciente de las grandes diferencias con respecto a nuestra generación anterior, la Generación X, si bien fue a raíz de sacar y hablar del tema que empecé a extraer interesantes conclusiones que me habían rondado en la cabeza todo este tiempo.

Está claro que los que formamos parte de esta generación ya somos la mayoría en muchas empresas, algunos de nosotros empezamos a acceder a cargos de jefes y a formar familias.

No cabe duda alguna de que las cosas han cambiado mucho si nos paramos a analizar cómo se comportaban ante los trabajadores a diferencia de los que podemos considerarnos Millenials.

Antes, las empresas buscaban motivar a sus empleados con factores externos (buenos salarios, ambientes laborales adecuados y posibilidades de hacer carrera), porque en aquella época los trabajadores buscaban principalmente seguridad y estabilidad en sus puestos.

En cambio, ahora las prioridades han cambiado y para los Millenials aspectos como tener un trabajo estimulante y gratificante pasan a ser aspectos que suelen guiar sus elecciones profesionales.

Por otra parte, esto conlleva ciertos problemas para las empresas, puesto que la alta rotación de estos jóvenes es perjudicial, dado que deben invertir en constantes capacitaciones, con lo que al marcharse éstos, pierden los conocimientos adquiridos del trabajador que se va y la capacidad de generar un ambiente laboral de confianza.

Qué buscan los Millenials en un Trabajo

Por ello, las empresas de hoy en día deben de tratar, en la medida de lo posible, de adaptarse a esta nueva realidad. De este modo, aquellos proyectos que se alineen con los valores e intereses de estos jóvenes de mente inquieta y curiosa serán las que consigan más estabilidad en sus plantillas.

Así como la capacidad de ofrecer cierta flexibilidad de tiempo, el facilitar que tus trabajadores tengan jornadas sin horarios estrictos, puesto que muchos de los jóvenes Millenials saben que el hecho de estar trabajando 8 horas frente a un ordenador no significa que sean más productivos.

Además, estos jóvenes valoran su tiempo y el tener nuevas experiencias y poder viajar, hacer vida social y disfrutar de su tiempo libre.

Es curioso que, al crear mi propia empresa de Formación me adaptara a estos valores de flexibilidad y formación continua.

Una de las cosas que más valoro a la hora de contratar a cada nuevo trabajador no es necesariamente su currículo, en el sentido de sus conocimientos técnicos que, si bien, claro que valoro, tengo mucho más en cuenta nuestra conexión, si compartimos los mismos valores.

También cuido al máximo los pequeños detalles, para que sepan que los valoro y aprecio. Agradezco al máximo su esfuerzo y les hago partícipes de las tomas de decisiones importantes. Trato así de crear un equipo sólido y que crea en el proyecto, que se identifique con él.

Así, por ejemplo, aunque no tenía necesidad, he invertido en crear el mejor ambiente y entorno laboral posible. He cuidado con cumplir al máximo con las exigencias de seguridad y hasta he comprado extintores y algunas señales contra incendios en Extintoresbalsamar, donde ofrecen servicio en material de seguridad y contraincendios.

Lo cierto es que al hablar sobre los Millenials me di cuenta de que había comprendido las características de nuestra generación perfectamente al ser parte de ella. Entendía lo que buscaban los jóvenes como yo en un trabajo y eso es lo que trataba de ofrecerles.

Esta es la forma en la que he conseguido una plantilla de trabajadores relativamente estable estos años en que he empezado mi negocio y, después de oír las difíciles historias que nos comentaron otros directivos que desconocían las características tan especiales de estos empelados millenials me alegraba haberme adaptado tan fácilmente a esta realidad.