Muchas veces buscamos soluciones para nuestra vida en productos o acciones que están fuera de nuestro alcance. Si queremos estar más jóvenes que nunca nos damos cremas sintéticas. Si queremos tener una dieta sana lo basamos todo en pastillas. Si queremos estar bien de ánimo, lo que hacemos es ir al médico para que nos den algún medicamento. Muy mal. A veces como decía El Principito, “lo esencial es invisible a los ojos”. Lo digo porque todos estos factores que nos pueden hacer crecer en la vida y sentirnos mejor, lo podemos encontrar en los cítricos.
Seguir Leyendo...