Viajar siempre es un placer, nos permite conocer lugares nuevos, culturas nuevas y disfrutar de ambientes distintos a los que estamos acostumbrados, hay muchas maneras de viajar y ya sea por aire, mar o tierra, siempre es divertido, emocionante y especial. Hacer un viaje por tierra, nos permite no solamente conocer nuestro lugar de destino, sino ver y disfrutar del recorrido, cosa con la que nos vemos limitados cuando viajamos en avión o en barco. Y es por ello que los viajes en furgonetas o autocaravanas se han hecho tan populares desde hace unos años.
Seguir Leyendo...
Si hay algo de lo que se habla en la actualidad es del esperado‘ baby boom’ tras el coronavirus. Pero lo cierto, es que a pesar de las leyendas urbanas que asocian ciertas crisis, con la fertilidad, como se decía con los apagones, no tiene nada que ver con la realidad. Según dicen los expertos, más que aumentar, seguramente, la fertilidad descenderán. No, a principios del año que viene no sorprenderá al mundo con infinidad de nuevos nacimientos, como ocurrió tras el apagón masivo de Nueva York de 1965, que dejó a 35 millones de personas a oscuaras durante 13 horas, o en el de 1977. Los nacimientos se multiplicaron, pero el aislamiento social, no va a suponer, ni de coña, un mayor número de bebés para el 2021, sino más bien todo lo contrario.
Seguir Leyendo...
Nos ha tocado vivir en una época de la evolución como sociedad en la que el mundo se está haciendo cada vez más complejo y técnicamente avanzado, por lo que cada vez resulta más complicado sacar adelante los negocios o los proyectos que tengamos sin la ayuda de terceras personas. Esto se debe a que, hasta hace no muchos años, la inmensa mayoría de comercios tenía claro cual era su nicho de mercado, sin embargo, en la actualidad, esta teoría se ha desvanecido por completo, en parte, por el auge de internet. Tan solo basta recordar lo que hacíamos hace diez o 20 años y es que por aquel entonces, la inmensa mayoría de nosotros acudíamos a nuestras tiendas de cercanía, a las que estaban en nuestro barrio y quedaban cerca de nuestra casa. En ellas comprábamos todo aquello que necesitábamos, así como si había algo que no tuviesen en ese momento, lo encargábamos y esperábamos el tiempo que fuese necesario hasta que les llegase el producto. Sin embargo, en los tiempos actuales esto ya tiene poco o nada que ver con lo que hacíamos hace no muchos años.
Seguir Leyendo...