El coronavirus ha cambiado todas las previsiones, todas las rutinas y todo aquello que nos podemos imaginar. A todo el mundo le ha surgido algún imprevisto a causa de la pandemia: una boda que no ha podido celebrar, un concierto al que no ha podido ir, un viaje que no ha podido realizar... El caso es que ha cambiado todo y que toca permanecer en casa y aguantar el chaparrón hasta que podamos ver mejorada la situación que nos rodea. Desde luego, toca ser responsables. Ya habrá tiempo de disfrutar de todo lo que hemos tenido que dejar parado durante todos estos meses.
Seguir Leyendo...