Jamás ha sido tan alto el número de empresas que ha existido en la Historia. Esto puede ser aplicable, perfectamente, a un país como España además de al conjunto de la Tierra. La competencia jamás ha sido tan alta en un entorno en el que da exactamente igual el tipo de sector del que estemos hablando. No cabe la menor duda de que las entidades de hoy en día se han visto obligadas a adaptarse a un marco en el que competir se ha convertido en una obligación en los últimos años.
Seguir Leyendo...