Yo era de los que opinaban que los asesores, al igual que los abogados, eran como buitres carroñeros que no servían para nada salvo para quitarte la piel y dejarte en pelotas. Eso era lo que yo pensaba antes de conocer al despacho Matías Carrillo Asesoría, un establecimiento ubicado en Alicante y que se dedica desde el año 1998 en ofrecer soluciones a empresas y a autónomos para que dichas entidades y personas puedan reducir sus gastos e impuestos basándose siempre en la legalidad. Pues sí…
Seguir Leyendo...