Un buen asesoramiento ayuda… ¡y no poco!

23 abril, 2016
Un buen asesoramiento ayuda… ¡y no poco!

Yo era de los que opinaban que los asesores, al igual que los abogados, eran como buitres carroñeros que no servían para nada salvo para quitarte la piel y dejarte en pelotas. Eso era lo que yo pensaba antes de conocer al despacho Matías Carrillo Asesoría, un establecimiento ubicado en Alicante y que se dedica desde el año 1998 en ofrecer soluciones a empresas y a autónomos para que dichas entidades y personas puedan reducir sus gastos e impuestos basándose siempre en la legalidad. Pues sí…

El refrán dice que sólo los idiotas no cambian de opinión, y es verdad, porque concretamente… ¡es lo que me pasó a mí! ¿Cómo? Os lo voy a contar. Soy autónomo desde hace unos poquitos años pero albañil desde hace más de una década. Decidí instalarme por mi cuenta tras perder mi empleo en la empresa en la que llevaba trabajando desde los 16 años. Nunca se me había dado bien lo de estudiar, con lo cual, ni siquiera finalicé mis estudios secundarios ni me gradué en Educación Secundaria Obligatoria. Hace unos años, trabajo no faltaba, salías del instituto y en cualquier empresa o negocio te cogían, pero al surgir la crisis la cosa empezó francamente a empeorar y el trabajo a faltar. Por esa razón, como muchos, tuve que salir de mi comunidad para encontrar obras en otras regiones de España. ¡Ni os cuento lo mal que lo pasé! El camino fue muy escarpado y duro hasta llegar a poder vivir, o más bien malvivir, de mi oficio. Pero a pesar de todo aquí sigo, en pie y fuerte como un roble dispuesto a afrontar lo que venga…

Trato personalizado, directo y permanente

Antes de conocer a este estupendo despacho, debo especificar que era otra asesoría la que se encargaba de llevar mis asuntos legales, el papeleo y demás tareas administrativas que para mí siempre me han parecido ser un auténtico fastidio y una gran pérdida de tiempo. Pero no sé… no estaba satisfecho con ella, ya que no conseguía casi nunca hablar con los asesores que se encargaban de todo esto, y sobre todo no veía beneficio ninguno ¡sino todo lo contrario! Con lo cual, decidí cortar por lo sano y buscar a otros profesionales. Fue entonces cuando uno de mis mejores amigos empresarios me habló de este despacho.

En Matías Carrillo Asesoría me propusieron estudiar mi caso para poder darme luego una opinión, tal y como lo hacían con todos aquellos que pensaban que pagaban demasiados impuestos y cargas, y que buscaban por esas razones otras alternativas y servicios que analizaran de verdad sus necesidades y buscaran por ello soluciones prácticas adaptadas a las medidas de cada uno. Debo reconocer que me ofrecieron un trato de los más personalizado, directo y permanente, ¡a mil lenguas del que me habían ofrecido en el despacho anterior! Disponían en efecto para ayudar al cliente de Asesores Fiscales y Tributarios, de Contables y Abogados, de Economistas y Graduados Sociales, todos ellos profesionales altamente cualificados y comprometidos. Opté por depositar mi confianza en ellos…

A día de hoy, no es que lleve muchísimo tiempo con la Asesoría Matías Carrillo, pero sí que es verdad que los distintos profesionales que la conforman me informan de cualquier novedad que surja, de todo tipo de ayuda o bonificación nueva, de las bajadas o subidas de impuestos que salgan en el mercado, de los productos que me puedan interesar, etcétera. ¡Vaya que me tienen informados sin cesar y eso se agradece! Y lo dicho… A mí me gustan las personas responsables e implicadas. Me gusta el trabajo bien hecho, sea en el área que sea, ¡y ellos cumplen con su trabajo y lo hacen bien!