Cómo aprovechar el verano en la empresa

24 septiembre, 2019
Cómo aprovechar el verano en la empresa

En muchas empresas el mes de agosto es un mes soporífico, debido a que muchas empresas cogen vacaciones durante todo el mes y el flujo de trabajo es mínimo. Aunque esto no pasa así siempre, ya que en el caso de las tiendas online las vacaciones pueden ser una oportunidad para vender más, pues la gente tiene más tiempo para buscar en Internet.

Pero eso no quita para que sea la época perfecta para hacer una de las tareas más aburridas y tediosas que pueden haber, el mantenimiento de sistemas informáticos. Y es que con el ajetreo habitual siempre hay excusas para evitar hacer las copias de seguridad o ocultar esos cables del último accesorio que compraste.

Precisamente, esto es algo que diferencia a las empresas profesionales de aquellas que no lo son tanto. Y según hemos podido comprobar en Marians Sport, una tienda online de equipamiento para la práctica de fútbol, tener los sistemas informáticos puestos al día facilita mucho el trabajo y permite ofrecer un mejor servicio a los clientes, ya que aumenta la productividad. Porque seamos realistas, los ordenadores no son máquinas perfectas, y con el paso del tiempo acaban ralentizándose y haciendo que se tarde más tiempo en realizar tareas bastante básicas con las que no se debería de perder mucho tiempo.

A la hora de realizar tarea de mantenimiento en los sistemas informáticos, tenemos que diferenciar por un lado las tareas de hardware y las de software. Las tareas de hardware son aquellas que están relacionadas con los componentes informáticos, y por el contrario, las de software son aquellas que están relacionadas con el sistema operativo y programas del ordenador. Vamos a ver en primer lugar el mantenimiento de hardware básico.

Lo primero que debemos de hacer es limpiar los equipos retirando toda la suciedad acumulada, especialmente de ventiladores y conductos de refrigeración, ya que el polvo tiende acumularse excesivamente en estos lugares haciendo que el ordenador vaya más lento. También una limpieza exterior de teclados, pantallas, otros periféricos y CPUs.

Debemos de prestarle atención a uno de los periféricos más odiados, por su falta de fiabilidad en los momentos difíciles, la impresora. La limpieza de impresoras debe realizarse asegurándonos de que todas las partes de esta están en perfecto estado, eliminando restos de tóner que hayan podido caer a lo largo del año, así como cualquier brizna de papel que pueda provocar atascos.

Otro aspecto al que prácticamente no se le presta atención es el cableado y la infraestructura del puesto de trabajo. Es como una condena, tener que organizar los cables, pero es necesario ordenar todo el cableado que ha podido sufrir tensiones, adición o merma de periféricos para que esté lo más recogido posible sin molestar. Además, mejora considerablemente la imagen del puesto de trabajo.

Cómo mantener el software

Lo primero de todo es ponernos al día con las actualizaciones, sobre todo si los ordenadores tienen Windows 7, ya que en términos de seguridad dejará de recibir actualizaciones. Además, hay actualizaciones que muchas veces se van dejando aparcadas, sobre todo si no tenemos un sistema para hacerlo más o menos automatizado y desatendido, o simplemente porque no se ha podido evaluar el impacto de la actualización en los sistemas de la empresa.

También hay que limpiar la memoria temporal de los ordenadores, para mejorar su funcionamiento a nivel de software y que vayan lo más rápido posible. Incluso nos servirá para detectar carencias en los mismos y recomendar ampliaciones de hardware que lo puedan corregir.

Y no podemos descuidar la realización de las copias de seguridad anuales haciendo una copia completa en un soporte físico distinto, que además podamos sacarla de la empresa para tener un punto de retorno en caso de soporte total. Se puede llevar a la nube, aunque en muchas pymes lo que se hace es guardar la copia en un disco duro externos que se lleva el jefe a su casa. Aunque esto es algo que según el RGPD podría ser un factor de riesgo, por lo que es conveniente volcar todo ese contenido en una nube segura.

Por último, respecto de las copias de seguridad hay que hacer pruebas de recuperación que garanticen que son útiles y funcionales en orden a restaurar toda la información en caso de una catástrofe informática. Esto evitará sorpresas inesperadas que pueden hacerte perder mucho tiempo y dinero.