Demandas del sector papelero

21 marzo, 2019
Demandas del sector papelero

Es bastante relevante hablar, hoy en día, del sector papelero, un sector que representa alrededor de un tres por ciento del Producto Interior Bruto de nuestro país, y que en 2017 alcanzó un negocio superior a los treinta y tres mil millones de euros en 2017, una cifra para nada despreciable.

Este sector emplea de manera directa a nada más y nada menos que a doscientas veintidós mil personas, pero indirectamente la cifra aumenta hasta las seiscientas sesenta mil personas, tal y como explican en Europa Press. La importancia de estas cifras llevó el año pasado al Ministerio de Economía Industria y Competitividad a presentar una agenda del sector para abordar las medidas necesarias para impulsar a este sector, que como vemos es muy competitivo. Y de hecho, en palabras del presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Carton, esta agenda se constituye como una reivindicación del papel vertebrador de esta industria, y la igualdad de condiciones respecto al resto de países europeos.

Y es que este sector es bastante desconocido en nuestro país, pero lo cierto es que España es uno de los grandes productores europeos de estos materiales, con más de setenta y una fábricas de papel y diez de celulosa. Pero esto no significa que el sector esté exento de retos, pues en la actualidad la competitividad es máxima.

Existe un reto directo que es el de la digitalización, un apartado que ha dañado de manera directa al sector debido a que se ha reducido considerablemente el número de impresiones como consecuencia directa de la digitalización. De hecho, el estado español está en la línea de la política “cero papel” que busca eliminar por completo el uso del papel, en la medida de lo posible, en los trámites que se realizan con la Administración.

Prueba de esto último es la presentación digital de las demandas, recursos y demás escritos judiciales que se envían por Lexnet, una plataforma que si bien no está exenta de polémicas, ha reducido considerablemente el uso del papel en el sector de la justicia, tradicionalmente anclado en las impresiones.

Pero la digitalización también juega a favor del sector, pues las empresas que lo constituyen deben de volcarse de manera directa a internet para conseguir internacionalizar sus empresas y ser capaces de expandirse, pues la globalización está permitiendo la internalización de las empresas de todo tipo.

El ejemplo más claro lo tenemos con una de las empresas con más experiencia en la preimpresión de bobinas de papel, hablamos de Servicolor Iberia, que además ha inaugurado una nueva línea de producto centrada en los papeles técnicos , destacando los separadores antideslizantes Nonnslip Iberia.

En la agenda que comentábamos al principio del artículo, se incluye un bloque de innovación y otro de sostenibilidad. El sector papelero reclama una energía más barata o aumentar la carga en camiones para ser más competitivo, uno destinado a la dimensión empresarial y un último dedicado a la internacionalización, están la reinversión de la facturación, que actualmente es del 8%, la descarbonización la industria en un 80% para el año 2050 o continuar con el progreso en el reciclaje del papel, que en España es del 79%, la segunda economía europea que más recicla.

Energía más barata, algo que no solo afecta a las empresas

Pero es sin duda el tema de la energía un aspecto importante para la industria papelera, pues los altos precios que tenemos en nuestro país impuden que haya una competitividad mayor. La energía es uno de los deberes pendientes del próximo Gobierno que votaremos en abril, ya que tenemos una de las energías más caras de Europa, y uno de los sistemas de compra de energía más perjudicial para los ciudadanos y para las empresas. Y hay otro aspecto que perjudica bastante a la industria del papel, y es el límite de carga máxima en el transporte por carretera realizado por camiones, cuyo límite es el más bajo de la Unión Europea en consonancia con Alemania. Estos dos puntos posicionan a la empresa española en una situación de desventaja junto con otros países del entorno de la Unión Europea.

Para finalizar, después de todo lo visto es importante dar la relevancia que se merece al sector del papel, pues es uno de los bastiones que nos pueden permitir expandirnos a nivel comercial, y ser una referencia a nivel Europeo.