El origen español de la fregona

COMPARTIR

Antes de que existiera la fregona las mujeres se veían obligadas a arrodillarse para limpiar el suelo. Ese método de limpieza se terminó cuando Manuel Jalón, un ingeniero aeronáutico y oficial del Ejército del Aire Español inventó la fregona hace más de medio siglo.

Muchas personas comenzaron a utilizar este invento debido a su sencillo funcionamiento y a las ventajas que ofrecía. Antes todo aquel que quería limpiar el suelo debía ponerse de rodillas, usar una bayeta y un cubo de agua con un buen chorro de lejía.

Esta técnica, según escribió Jalón en su página Web era «humillante y menos estética». También explicó que «las mujeres de la limpieza contraían frecuentes enfermedades y se les formaban ampollas en las rodillas que les producían dolor e impedían arrodillarse. Además, con los años en esta profesión, no pocas mujeres sufrían deformación de la columna».

Uno de los compradores del producto escribió a Manuel una carta de agradecimiento en 1958 y decía: «Di gracias a Dios y al fabricante después de ver a mi madre tirada por el denigrante suelo”.

Al ingeniero se le ocurrió crear este producto, porque en un viaje a Estados Unidos, cuando estaba haciendo la mili en el Ejército del Aire. En este país vio a unos soldados limpiando el hangar con unas mopas blancas que, acopladas a unos palos, se secaban mediante unos rodillos.

La empresa Rodex comercializó los modelos de fregona patentados por Jalón. El ingeniero logró exportar a más de treinta países, vendiendo millones de unidades en todo el mundo.

Muchas personas se adjudicaron el invento. Julia Montoussé y Julia Rodríguez, madre e hija que en 1953 diseñaron un aparato con trapo, palo y cubo. Sin embargo, tras varias sentencias judiciales han dado la razón a Jalón.

¿Cuáles son los fallos que cometemos al fregar el suelo?

Fregar el suelo es una tarea común la percibimos como sencilla, pero cometemos algunos fallos. Los profesionales de Meprolim explican que para conseguir un suelo perfectamente limpio debes utilizar dos cubos, junto con la fregona, agua y el agente de limpieza de tu elección.

Para llevar a cabo esta técnica de limpieza no te pierdas los siguientes pasos:

-Es importante tener dos cubos, así que en uno prepara una mezcla de agua limpia con los productos de limpieza que sueles utilizar de manera habitual. Deja el otro cubo vacío para utilizarlo como medio de escurrimiento para el agua sucia.

-Sumerge la fregona en el cubo que contiene la mezcla de agua y producto de limpieza.

-Pasa la fregona sobre el suelo, pero es importante que el suelo esté empapado.

-Escurre la fregona en el segundo cubo y pasar nuevamente la fregona sobre el suelo. Con este paso conseguirás eliminar el exceso de agua y producto de limpieza del pavimento.

Ventajas de utilizar este método de limpieza

Si utilizas dos cubos cuentas con agua limpia, por lo que evitas limpiar con agua sucia después de escurrir la fregona. Incluso, puedes aprovechar el agua limpia que sobra para los desagües del baño o para limpiar el inodoro.

Los expertos recomiendan fregar con agua fría. Si utilizas el agua caliente y productos con lejía, debes saber que este producto pierde su capacidad desinfectante al evaporarse el cloro.

El Correo informa que «la longitud de la escoba o fregona debe ser suficiente como para que alcance el suelo sin que tengamos que inclinarnos. Si no es así provocará una sobrecarga en la columna. Las manos deben poder sujetar la escoba o fregona manteniéndose entre la altura del pecho y de la cadera. Al barrer o fregar, hay que mover la escoba o fregona lo más cerca posible de los pies y tan solo por el movimiento de los brazos, sin seguirlos con la cintura, asegurándonos de que la columna vertebral se mantiene constantemente vertical y no inclinada».

¿Cómo limpiar las fregonas y estropajos?

Las fregonas y estropajos también necesitan un mantenimiento. Para desinfectarlos no te pierdas los siguientes consejos:

-Introduce las fregonas y estropajos en una mezcla de agua con el 10% de lejía, espera cinco minutos y vuelve a aclararlos con agua limpia.

-También puedes lavarlos a máquina, pero escoge un detergente con pH neutro y una temperatura de 60º.

-Incluso, puedes meter los estropajos
dentro de un táper con agua y jabón, introdúcelo en el microondas durante un par de minutos. Después, tendrás que aclararlos y escurrirlos.

-El vinagre de limpieza también es idóneo para desinfectar fregonas y estropajos. Puedes introducirlos en un bol con las mismas partes de vinagre y agua, y dejar que la mezcla actúe durante toda la noche.

Noticias relacionadas

Marketing para empresas

Dentro de las actividades de marketing pensadas por una empresa se encuentran la publicidad, las acciones de comunicación, los regalos publicitarios o los

Scroll al inicio