Los comercios, los grandes aliados de la sociedad

22 octubre, 2019
Los comercios, los grandes aliados de la sociedad

Comprar en comercios locales es una de las mejores decisiones que podemos tomar en nuestra vida y es que ellos son, al igual que nosotros, ciudadanos de una ciudad o población que han montado su negocio para intentar saciar nuestras necesidades de consumo. Esto significa que, de forma directa, su futuro depende de las visitas que nosotros le hagamos, por lo que, ahora más que nunca, es una gran decisión si optamos por acudir a sus tiendas. Y es que a las grandes multinacionales poco o nada les importa que una tienda venda más o menos o que hayan pinchado en una de las urbes donde se han asentado, sin embargo, para el comercio local, el de barrio, pinchar en su intento por emprender puede suponer la ruina o el endeudamiento de una familia entera. Pero estas no son las únicas variables que existen en el comercio local, sino que podemos encontrar decenas más de ellas, como las que os contaremos a lo largo del post de hoy.

Sin salir de nuestro país, en Ourense, el comercio se reivindica en el “escaparate” de Expourense y es que allí se dan cita hasta cuarenta empresas locales de diversos sectores, las cuales muestran las últimas novedades en el recinto ferial. Este evento nació con un propósito muy simple que no es otro que el de visibilizar el trabajo que, día a día, llevan a cabo los comerciantes ourensanos. Pero lo cierto es que más allá de la capital termal de España también existen otros comercios familiares, con más o menos trayectoria que también han sabido imponerse a las multinacionales. Así, en este sentido, uno de los más conocidos y que aprovechamos para recomendaros es Tecnocepillo, una compañía que se dedica a la fabricación de cepillos técnicos industriales y que lleva más de quince años luchando para hacerse un hueco en el mercado. Además, tal es su trato con el cliente que además de asesorar, fabricar y vender, también son capaces de hacer cualquier cepillo que el cliente pueda imaginar y lo fabricarán en exclusiva para él.

Pero más allá de estas, otras ventajas que ofrece el comercio local frente a las multinacionales son:

Cercanía en el comercio local. Los comercios locales son tus vecinos. Los propietarios de un pequeño comercio local viven en tu barrio. Tú les compras a ellos y ellos invierten sus ingresos en el barrio y en tu ciudad. Son poderosas razones para, entre todos, vendedor y comprador, revitalizar la economía de tu zona. De esta forma, todos salen ganando. En un comercio local puedes conocer, además de al comerciante de tu barrio a otros vecinos con los que relacionarte. Es una manera de activar la vida social en un barrio y acabar con la incomunicación que se vive sobre todo en las grandes ciudades.

Trato personalizado y especializado. Cuando vas a comprar a un pequeño comercio local te va a atender una persona. Y seguramente esta persona es todo un experto en su sector porque lleva muchos años trabajando en él. Podrás preguntarle cualquier tipo de duda, cosa que no podrás hacer cuanto te enfrentes a la decisión de compra en un lineal de una gran superficie. Y además tendrás un valor añadido muy importante, como es el servicio. Por ejemplo, si vas a comprar una televisión a una gran superficie comercial sólo vas a poder informarte a través del folleto. La tendrás que cargar en tu coche e instalártela en tu casa. En cambio, un pequeño comercio local te ofrecerá, con toda seguridad, llevártela a tu casa, instalártela e incluso llevarse la televisión vieja para reciclarla.

Se ajustan a tu compra. Cuando vas a una gran superficie comercial todo está pensado para que compres más de lo que necesitas aplicando estrategias de marketing para ello. Mientras que en un pequeño comercio local sólo irás a buscar lo que necesitas, sin tener que comprar algo que muchas veces te das cuenta que no necesitas. Por ejemplo, y como de todos es sabido, en los grandes supermercados cíclicamente se cambian los productos de sitio para que el consumidor tenga que pasear mucho más por la gran superficie con el objetivo de hacerle comprar más. Es una táctica para que el cliente esté más tiempo en el gran supermercado. Esto no ocurre en los pequeños comercios locales.

Otras diferencias frente a las multinacionales

Además de las que os hemos ido mencionando a lo largo del post, lo cierto es que existen otras diferencias frente a las multinacionales, las cuales pasan por la exclusividad y originalidad, el pequeño comercio siempre resuelve los problemas que surgen, la diferencia de precios, la cual es un mito, no se pactan precios con otras tiendas, no se aprieta a los proveedores, genera más empleo e ingresos…. En definitiva, si queremos seguir teniendo vecinos que sean comerciantes, debemos de optar por comprar en las tiendas de barrio.