No gastes en un coche nuevo y dale una segunda oportunidad al tuyo

23 diciembre, 2019
No gastes en un coche nuevo y dale una segunda oportunidad al tuyo

Quizá suene raro el titular, pero lo cierto es que nosotros no os recomendamos comprar un coche nuevo actualmente y es que todavía no tenemos nada clara cual será la normativa que rija durante los próximos años el sector de la automoción en nuestro país y es que esto, aunque pueda parecer una tontería, la realidad es que deriva en que si compramos un coche diésel, nos podemos encontrar con que en pocos años ya no podamos circular con él por las principales arterias de las ciudades, así como igual ocurre si optamos por un modelo cuyo combustible sea la gasolina. Además, en el caso de los coches eléctricos, estos ofrecen, al menos por el momento, un nivel de baterías que no se iguala con el rendimiento de los motores a combustión, por lo que deja de lado la posibilidad de hacer viajes largos, así como también dificulta este punto el tiempo de espera de carga y que España todavía no está preparada para que su parque móvil sea mayoritariamente eléctrico, dado que los puntos de carga son, en determinados puntos de la geografía, escasos, por no decir nulos.

Este hecho hace que nos encontremos en una encrucijada, puesto que, aunque muchos de nosotros optaríamos por comprar un coche eléctrico, el cual reduzca nuestra huella de contaminación a cero, lo cierto es que la industria no nos lo pone fácil, tanto por los tiempos de espera para cargar, como por los escasos puntos de carga o incluso por la poca autonomía que ofrecen, en comparación con los modelos de combustión, ya sean estos gasolina o diésel. Así, en la actualidad, los vehículos que más tiempo de uso nos pueden garantizar, al menos hasta que se clarifique la normativa o se aumente la eficiencia de los vehículos eléctricos, son los coches híbridos, los cuales combinan motores de combustión tradicionales con motores eléctricos, los cuales, en función de los casos, pueden ser enchufables o que se regeneren mediante la fuerza que se crea en las frenadas, entre otros aspectos. Con ellos, en ciudad funciona el motor eléctrico, por lo que la contaminación se reduce a mínimos, mientras que cuando necesitan disponer de una mayor potencia, desconectan el motor eficiente y pasan al de combustión, sin necesidad de tener que apagar el coche o de hacer algún tipo de gestión, puesto que lo hacen ellos de forma autónoma, en función de las necesidades de cada momento.

Con ello, lo que os queremos decir es que a pesar de que los precios hayan ido bajando a medida que ha ido avanzando el paso de los días del año, bajo nuestro punto de vista, este no es momento para comprar un coche, sobre todo, si os pasa como a nosotros y como a muchos ciudadanos españoles que no disponemos de demasiada liquidez. Es por ello por lo que, si vuestro coche funciona bien o si tiene una pequeña avería, nosotros os aconsejamos que lo reparéis e intentéis aguantar, al menos, un par de años más, hasta que se forme gobierno estable en España y, con ello, se clarifique la situación de la industria del automóvil. Además, como os decimos, en caso de que vuestro vehículo sufra una pequeña avería, nosotros os recomendamos que os pongáis en contacto con Reconstruidos Mober, dado que ellos son expertos en la reconstrucción de motores, turbos, cajas de cambio y culatas, por lo que una gran avería os puede salir a un precio muy ajustado y, con ello, vuestro coches os aguantará los dos años que os decimos que pueden ser los que se tarden en aclarar la situación respecto a los vehículos.

Los errores más habituales a la hora de comprar un coche

A la hora de comprar un coche somos muchos los españoles que pecamos de ignorancia y es que como esta no es una compra que hagamos de forma habitual, cuando nos dirigimos a un concesionario siempre solemos acabar gastando más dinero del que debiéramos, siendo, muchas veces, por desconocimiento. En este sentido, cuando compramos un nuevo vehículo estamos hablando de una transacción de varios miles de euros, por lo que debemos de cuidar al máximo cada detalle, dado que, en muchas ocasiones, incluso tenemos que pedir un préstamo o un crédito para hacer frente a la compra. Así, entre los consejos más habituales que existen, nosotros os recomendamos que:

  • No os precipitéis en la compra ni a la hora de optar por un modelo en concreto.
  • Probad siempre el coche, sobre todo, en el garaje.
  • Cuando tengáis el modelo decidido, aceros a otra concesión de la misma marca para comparar precios.
  • No encarguéis más extras de los que realmente necesitéis
  • No os ciñáis en un solo modelo de coche, puesto que hay más opciones.