Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Subvenciones para empresas, una ayuda directa y fuente de financiación atractiva

COMPARTIR

Si estás pensando en emprender, seguro que te estás preguntando, ¿Qué tipos de subvenciones para empresas existen en España? Desde Avalón Subvenciones, servicio de gestión de ayudas, subvenciones para autónomos y empresas en todo el territorio nacional, simplificando procesos, burocracia y seleccionando e informando de las ayudas que más interesan, nos explican que algunas de las ayudas públicas a las que pueden acceder los emprendedores para poner en marcha su startup son: la capitalización por desempleo, los préstamos del ICO o el Kit Digital. Es muy importante conocer todas las características de este tipo de subvenciones para empresas porque te ayuda como profesional a explorar tu talento y a adentrarte en una gran aventura emprendedora. 

¿Sabías que Madrid y Barcelona están entre las diez ciudades europeas con mayor número de startups? Así lo confirman los datos del informe “The State of Madrid Region Startup Ecosystem” publicado por Startup Radar Madri+d. Tal índice de concentración de talento tecnológico hace que las administraciones tengan que promover distintos tipos de subvenciones para nuevas empresas. 

Cuando pones en marcha un negocio, se requiere de una inversión inicial para arrancar tu empresa y también de un plan de negocio que asegure una startup exitosa. Es por esta razón por la que existen ayudas y subvenciones que facilitan los recursos necesarios para impulsar la captación de talento. 

Las ayudas públicas y las subvenciones para empresas se dividen en dos bloques: las subvenciones para financiar la inversión y las ayudas para la creación de empleo o autoempleo. 

Vamos a ver qué son las subvenciones para empresas y los diferentes tipos.

¿Qué son las subvenciones para empresas?

Las subvenciones para empresas son transferencias de dinero del sector público al privado con la finalidad de realizar determinada actividad y poder poner en marcha un negocio. Actualmente, existen otro tipo de subvenciones para empresas, como por ejemplo, el crowdfunding y la figura del business angel. 

Las subvenciones para empresas son ayudas de tipo económico que percibe una persona o un conjunto de personas desde un organismo público con la finalidad de ayudar a llevar a cabo una actividad que necesita una inversión alta y que la persona por sí sola no podría llevar a cabo en solitario. 

Para obtener una subvención, lo primero que hay que hacer es presentar una solicitud. Las solicitudes elegidas por las distintas instituciones son aquellas que presentan mejor las características que se requieren. Una vez que se conceda la subvención para empresas, los beneficiarios tienen que justificar la recepción de la misma y se procederá al cobro.

Los principales objetivos de las subvenciones para empresas son: ayudar a abrir negocios y empresas nuevas, conseguir que negocios actuales no cierren debido a problemas económicos, animar de manera económica a un sector estancado para que pueda progresar, conseguir productos más competitivos en el mercado, mantener una economía estable, controlar la inflación, impedir el aumento del paro por cierre de industrias, etc. 

Los principales organismos que conceden este tipo de subvenciones son: la Unión Europea, el propio Estado y las Administraciones Públicas.

¿Qué recoge la Ley General de subvenciones? La ley General de Subvenciones recoge todas las directrices de una subvención, entre otras obligaciones, establece la más importante que es la siguiente: “el beneficiario ha de cumplir el objetivo para el que fue emitida dicha subvención”.

Subvenciones para financiar la inversión a las empresas

¿Qué son las subvenciones para empresas para financiar la inversión? Son aquellas ayudas públicas que contribuyen mediante recursos económicos al crecimiento de una empresa o startup. Tanto en las ayudas para nuevos emprendedores, como en las subvenciones para financiar la inversión, es muy importante que revises las ayudas que ofrecen cada Comunidad Autónoma o cada localidad, debido a que las oportunidades y subvenciones para empresas son diferentes según cada Comunidad Autónoma española.  

Los principales tipos de ayudas y subvenciones para empresas son las siguientes:

Capitalización del desempleo como subvenciones para empresas

La capitalización por desempleo es una de las primeras ayudas que puede recibir un emprendedor. Este tipo de ayuda o subvención consiste en el pago único de la prestación por desempleo. Existen requisitos para poder obtener esta ayuda, como por ejemplo, que al menos te queden tres meses por cobrar el paro. Si cumples este requisito, podrás solicitar al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) que se te abone la cuantía total para invertirla en la puesta en marcha de un negocio o empresa. 

Subvenciones a fondo perdido

Una empresa nueva o una startup puede acceder a este tipo de subvención a fondo perdido o ayuda económica. Lo mejor de estas subvenciones para empresas es que no están obligadas a devolver este importe concedido, siempre que lo inviertan para una acción concreta que se haya acordado previamente con la institución pertinente que ofrece dicha subvención. 

Un claro ejemplo de una subvención a fondo perdido es el Kit Digital. ¿Qué es el Kit Digital? Es un proyecto del Gobierno de España que contribuye a la digitalización de las pymes a través de la transferencia de fondos. 

Dentro de las subvenciones a fondo perdido, como subvenciones para empresas, también se incluyen los premios para emprendedores. Por ejemplo, el Premio Emprendedoras del Ayuntamiento de Madrid, dotado con una cantidad de hasta 100.000 euros. Tiene varias categorías y premios. Pueden optar al premio mujeres emprendedoras de diferentes sectores como la salud, las industrias culturales o la tecnología. 

Los préstamos para emprendedores como subvenciones para empresas

Otro tipo de subvenciones para empresas son los préstamos para emprendedores. El Instituto de Crédito Oficial (ICO) y la Empresa Nacional de Innovación (Enisa) dan préstamos con unas condiciones y características que están pensadas para emprendedores. Por ejemplo, el ICO ofrece a las startups diferentes tipos de financiación mediante su colaboración con entidades bancarias. 

Por su lado, Enisa ofrece diferentes ayudas, ¿en función de qué? En función de si la startup está en su momento inicial o en un momento de crecimiento. También tiene en cuenta si el emprendedor tiene menos de 40 años de edad. Para que te hagas una idea, las cuantías de esta ayuda varían desde los 75.000 euros para los jóvenes emprendedores, hasta los 300.000 para las pymes que las soliciten en su primera fase y hasta los 1,5 millones para aquellas empresas que están en fase de crecimiento. 

Ayudas sectoriales como subvenciones para empresas

Las ayudas públicas varían en función del sector al que se dediquen las startups. Por ejemplo, las ayudas al emprendimiento de la mujer rural en Castilla y León o el programa AcexHealth de la Junta de Andalucía que ayuda a aquellas startups que pertenezcan al sector biotecnológico. También existe la propuesta del Ayuntamiento de Barcelona, Innofood, que está destinada a diversos proyectos de innovación alimentaria, para las que ya están abiertas las solicitudes para la edición de 2024. 

Las ayudas para la creación de empleo o autoempleo 

Existen varias subvenciones para empresas y startups destinadas de forma específica al empleo, debido a que las startups son una gran fuente de creación de puestos de trabajo en los sectores más innovadores. Un ejemplo de estas ayudas son las bonificaciones que existen y que contempla la ley de startups, que establece incentivos para fomentar la contratación.

Bonificaciones de la cuota de autónomo

Dentro de estas subvenciones para empresas también se incluyen las ayudas al autoempleo, como por ejemplo, la bonificación de la cuota de autónomo que garantizan algunas Comunidades Autónomas como la Comunidad de Madrid, la Región de Murcia o las Islas Baleares, en el caso de las mujeres emprendedoras. Otro aspecto a tener en cuenta es que el régimen especial de trabajadores autónomos (RETA) tiene una tarifa plana para nuevos autónomos de la cual se pueden beneficiar. 

Incentivos para la contratación como subvenciones para empresas

En 2023, el Gobierno aprobó una serie de incentivos y bonificaciones para la contratación laboral. Las cuantías de la bonificación son diferentes según el perfil profesional que se vaya a contratar. A continuación, te lo detallamos:

  • Contratación indefinida de jóvenes con baja cualificación y beneficiarios del Sistema Nacional de Garantía Juvenil, para este caso determinado la cuantía de la bonificación es de 275 €.
  • La transformación de contratos temporales a fijos discontinuos de personas incluidas en el sistema especial agrario por cuenta ajena, para este caso concreto la bonificación es de 55 € al mes; y de 73 € al mes en el caso de mujeres. 
  • Personas en situación de exclusión social con una ayuda de 55 € mensuales. 

Terminamos este artículo sobre las subvenciones para empresas diciendo que las subvenciones para emprendedores suelen convocarse todos los años, aunque los criterios no suelen variar mucho, por el Estado, las Comunidades Autónomas o entidades locales. Estas subvenciones para empresas se clasifican por sector de actividad y son aportes económicos que se entregan por parte de organismos públicos (Administraciones Públicas) con el objetivo de contribuir a la inversión, inyectar liquidez y hacer frente a compromisos que las empresas por sí mismas no podrían asumir. 

 ¿Estás pensando en emprender? Esperamos que este artículo te haya resultado útil para conocer las diferentes ayudas y subvenciones para empresas en España. 

 

Noticias relacionadas

Scroll al inicio