Aislamiento térmico: una prioridad a la hora de realizar reformas

27 abril, 2022
Aislamiento térmico: una prioridad a la hora de realizar reformas

España ha sido un país en el que, desde mediados del siglo pasado, la construcción ha gozado de una importancia muy grande a la hora de analizar nuestra economía. Ha sido el sector de más desarrollo durante muchos años y, como consecuencia, nuestro país vio crecer multitud de edificios y viviendas en las décadas de los 60 y 70 en adelante. Sin duda, eso es algo que funcionó muy bien para atraer a los turistas y para hacer posible que la gente pudiera empezar a disponer de una segunda vivienda. Sin embargo, con el paso de los años, conllevaba una serie de exigencias que debíamos cumplir a largo plazo.

Esas exigencias pasaban por rehabilitar los edificios una vez que hubieran pasado varias décadas desde su construcción. Y eso es exactamente lo que se requiere en buena parte de esos edificios que fueron levantados en las décadas que os hemos comentado. Y es que, aunque parezca mentira, todavía hay viviendas y bloques de pisos que, a pesar de tener casi 60 años de antigüedad, no han sido reformados. Como es lógico, es imprescindible que se realice una reforma integral cuanto antes de esos espacios en aras de velar por la comodidad y seguridad de las personas que los habitan.

Uno de los factores más importantes en la rehabilitación de edificios es el que tiene que ver con la mejora del aislamiento térmico. Sin duda, estar protegido ante una de las cuestiones más incómodas que existen en este país, las temperaturas extremas, es ideal para apostar por la calidad de vida en el hogar. Y eso, para cualquier persona, es una de las cosas que determinan la felicidad durante nuestro tiempo libre. Sin lugar a dudas, ese aislamiento es clave para intentar promover que el día a día sea lo mejor posible.

En una información que vio la luz en la página web del diario La Vanguardia se indicaba que una vivienda con un aislamiento térmico correcto puede ahorrar hasta 400 euros cada año en la factura de la luz. Se trata de un ahorro importante y que para muchas personas supone casi la mitad de una de sus nóminas mensuales. Cualquiera querría ahorrarse 400 euros en luz gracias a un refuerzo del aislamiento térmico de su vivienda, pero el problema es que no todo el mundo conoce que puede mejorar ese aspecto precisamente en su vivienda. El desconocimiento vuelve a ser, una vez más, el principal enemigo del ser humano.

Los aislamientos son fundamentales a la hora de hacer acogedor un hogar. Y esos aislamientos son imprescindibles prácticamente en cualquier lugar porque nos permiten eliminar tanto las consecuencias de las temperaturas extremadamente cálidas del verano como las que son terriblemente frías del invierno. Los profesionales de Crearsur Aislamientos nos han indicado que se ha duplicado en un par de años la cantidad de aislamientos que han sido solicitados por parte de las familias españolas para sus viviendas y esa, desde luego, es una noticia excelente para mantener nuestra calidad de vida.

El aislamiento acústico también es elemental

No solo hace falta proteger el interior de nuestras viviendas de todo lo que tiene que ver con las temperaturas extremas que se viven en buena parte de nuestro territorio. También hay que hacer lo propio en lo que respecta a los sonidos. Tengamos en cuenta, en este sentido, que hay una gran cantidad de personas que viven en entornos ruidosos, en los centros de las ciudades, que son lugares en los que hay un gran tránsito de personas y de vehículos. Es evidente que esto influye de un modo negativo en nuestra vida… si no le ponemos ningún remedio, claro.

Podemos mejorar la habitabilidad de nuestro hogar de muchas maneras diferentes, eso está claro, pero el aislamiento es algo de lo que nunca nos podemos olvidar. Vivir en una vivienda sin él tiene muchas diferencias en comparación con habitar una vivienda en la que sí se cuenta con una cuestión como esta. Por eso, cada día más personas están luchando por incluir el aislamiento en su casa o piso. Sin duda, eso quiere decir que hablamos de algo que funciona y que ayuda a la gente a tener una existencia mejor.

Va a seguir aumentando la cantidad de personas que, viviendo en casas o pisos sin aislamientos, decidan dar un volantazo a su situación en el hogar y se lancen a por una mejora como de la que hemos venido hablando a lo largo de todos estos párrafos. No nos cabe duda de que aquellas personas o familias que den un paso al frente en este sentido van a ver cumplidos esos objetivos que persiguen mediante la instalación de este aislamiento. Ojalá, por tanto, que todas esas personas que lo necesiten se decanten por instalarlo.