En el año 2008, España era el principal productos de energía solar, con más de 2708 MW instalados. Pero hoy, la nueva legislación establece una serie de modificaciones que dificultan su desarrollo, y ha impedido la construcción de nuevas plantas fotovoltaicas. De esta forma, perdería su posición como líder en potencia fotovoltacia. El RD 661/2007, regula la energía eléctrica en régimen especial y el RD 1578/2008, regula la retribución de esta actividad.
Seguir Leyendo...