Consejos para elegir proveedores para tu negocio

20 octubre, 2022
Consejos para elegir proveedores para tu negocio

La elección de proveedores es una etapa importantísima en el proceso de montar un negocio. Todas las empresas, ya sean grandes o pequeñas, dependen de ellos en mayor o menor medida. Esto implica que para dar una buena experiencia a los clientes, no se puede minimizar la importancia de seleccionar buenos socios.

Si estas buscando cómo elegir proveedores para tu negocio y no tienes muy claro cómo hacerlo, sigue leyendo. A continuación te vamos a explicar algunos consejos para hacértelo un poco más fácil.

  • Dónde buscar y encontrar proveedores de calidad

Si sabes qué tipo de producto o servicio necesitas, es mucho más fácil comenzar a buscar que tipo de proveedor vas a querer. Hay varias formas de buscar proveedores.

– Por internet: los proveedores tienen muchos directorios, servicios de páginas amarillas y por supuesto, los buscadores como Google.

– En ferias y salones: Este tipo de eventos puede significar una gran oportunidad para conocer posibles socios, ya que tendrás encuentros con empresas de tu mismo sector. Infórmate de estas ferias y no dudes en pagarte una entrada para ir a encontrar proveedores. Debes saber que existe una página web llamada Nferias en las que podrás consultar todas las ferias que se realizan en nuestro país.

– Asociaciones profesionales: Cuando no sepas donde buscar proveedores, es posible que otras empresas de tu mismo sector trabajen con el mismo tipo de proveedores, por lo que dirigirte a tu asociación profesional te puede ayudar a encontrar el proveedor que tanto necesitas.

  • Infórmate y compara

Si quieres tener buenas condiciones, no puedes aceptar la primera oferta que te den. Cuando vas a montar un negocio es importante que te preocupes por buscar en profundidad y comparar entre todas las opciones.

Quizás hayas oído hablar de la regla de los 3 presupuestos. La idea es que cada vez que necesites comprar algo, contactes con mínimo 3 empresas distintas y pidas presupuesto haciendo las mismas preguntas. Aunque para compras caras o estratégicas igual te hace falta comparar con más empresas. Para suministros puntuales y baratos perderías el tiempo si pidieras distintas ofertas. Pero en general funciona muy bien y permite asegurarte de que vas a elegir el mejor precio del mercado.

  • No te quedes sólo con el precio 

Antes de elegir un proveedor fijo para trabajar con él, debes dejar un espacio para la negociación y no conformarte con la primera idea. No todo es el precio, hay otros aspectos importantes que también tienes que valorar.

– Calidad: El precio únicamente no dice nada. La relación que este guarda con la calidad es muy importante. Comprar caro algo de calidad pasable es un craso error, pero comprar barato algo muy malo, es aún peor.

– Apuesta por empresas que inviertan en I+D+i: los proveedores que invierten en investigación, desarrollo e innovación apuestan por la calidad. “Invertir en I+D+i en una empresa significa que en esa compañía quieren ofrecer el mejor servicio posible y que van a trabajar continuamente para seguir mejorando”, explican desde Plantvid, vivero de plantas de vid que tienen una firma apuesta por la investigación, el desarrollo y la innovación.

– Garantías: es un aspecto a veces olvidado de la negociación con los proveedores por parte de los emprendedores más novatos, hasta que surge algún problema que les hace aprender por las malas.

– Condiciones de pago: Al principio tendrás que ganarte tener acceso al crédito de los proveedores. Y si son una empresa grande y tú no eres un cliente estratégico, quizás no puedas optar al acceso de los pagos aplazados.

Sin embargo, si de primeras demuestras que eres capaz de pagar al contado, es posible que hagas los méritos suficientes para conseguir crédito con el tiempo.

–  Salud financiera: Cuanto más estratégico sea tu proveedor, más interés tienes en investigar su situación financiera. Si quiebra y dependes mucho de él podrías sufrir graves consecuencias, como el quedarte sin producto.

  • Antes de firmar

Asegúrate de que las responsabilidades están claras en especial, intenta pensar en todo lo que puede salir mal y asegúrate de dejar todo por escrito. Te evitarás más de un disgusto.

– Revisa las condiciones: Nunca firmes nada sin antes leer todo. Para esto tipo de trámites, intenta contar con la ayuda de un abogado, porque es muy fácil dejar pasar alguna cláusula  perjudicial si no controlar el tema.

– No te comprometas mucho: Es muy importante que no te involucres mucho. Al final de todo, no sabes cómo es proveedor hasta que trabajes durante un tiempo con él.  No firmes contratos a largo plazo que te impidan cambiar de socio si por lo que sea, no te convence la forma de trabajo que tienen con los que trabajes en ese momento.

Y esto es todo en cuanto a cómo encontrar buenos proveedores. Si tienes alguna duda, no dudes en ponerte en contacto con alguna de las empresas que hay en el mercado. Pero nunca dejes nada por resolver y no te quedes con dudas.