Enoturismo, una solución para el emprendedor

30 enero, 2019
Enoturismo, una solución para el emprendedor

El enoturismo está de moda y se habla bastante de él. A la vista está que Bodegas Protos, Bodegas Luzón o Bodegas Bocopa, además de alcanzar la fama por sus buenos productos, han conseguido además aumentar sus actividades y consideración gracias al enoturismo, algo que cada vez más empresas del sector intentan realizar.

Hablamos de una buena forma de conjugar el turismo con el mundo del vino. Son bastantes las bodegas que tienen un paisaje y unas instalaciones con verdadero encanto donde ofrecer unas experiencias de enoturismo de lo más atractivas con las cuales atraer visitas e ir ganando consumidores y embajadores de la marca de su vino.

Eso sí, debemos saber que el enoturismo como tal, es una actividad o negocio realmente diferente a la actividad de una bodega que se dedique a elaborar y comercializar sus vinos. Para ello necesita formación y un personal adecuado, invertir en instalaciones y tener bastante claros los objetivos que se persiguen.

No hablamos de que se ofrezca enoturismo porque el resto de bodegas lo hagan y tampoco dejar de lado el enoturismo porque a otras bodegas vecinas o conocidas no les haya funcionado, pues quizá el problema radique en que no lo estén sabiendo hacer realmente bien.

Si lo tienes en mente, hay que saber bastante bien lo que se quiere lograr al realizar eventos y experiencias de enoturismo. Existe la posibilidad de que al principio de que se ponga en marcha los ingresos sean inexistentes e incluso que necesites algún crédito para poder sobrevivir los primeros meses de su puesta en marcha.

Eso sí, verás como en algún momento, el negocio empieza a florecer, llegan los ingresos y parece que la marcha empieza a ir bien. Esto es emprender, en definitiva, para lo que hay que tener paciencia y determinación a la hora de aguantar los primeros meses de la actividad o incluso años. Cuando no se tiene es mejor optar por otra cosa.

¿Qué es el enoturismo?

Pues, aunque parezca mentira, muchas personas piensan que el enoturismo es visitar una bodega y poca cosa más. La realidad es que no, pues alrededor del mundo del vino existen muchas experiencias realmente buenas. Se puede informar sobre ellas, ofertándolas, planeando y organizando una serie de rutas o prestando todo tipo de servicios a los enoturistas, de donde se pueden ir sacando ideas para el emprendimiento.

Existen empresas que se dedican a la organización de eventos que están altamente implicadas en el enoturismo, pero también hay crecen como podemos ver las tiendas online de vinos. Son momentos los que vive el sector, en los que merece la pena lanzarse si lo tienes claro y promocionarse para lograr visitas.

El comienzo como decíamos antes es complicado y hay mucho trabajo, pero la recompensa puede merecer la pena.

 Para ser emprendedor siempre es necesaria la ilusión, más en un sector como el del vino, donde si algo es fundamental es contar con ella. Hay que tenerla y no perderla con los obstáculos que se presentan.

Desde luego que también hay que formarse e irse preparando en los temas que se desconozcan. Para ello es necesario aprovechar el momento en que vivimos, donde todas las bodegas se han dado cuenta que es necesario promocionarse online para todos.

Todos los que entran en el negocio y más los jóvenes bodegueros emprendedores desean hacer dinero lo más rápidamente posible, pero no es lo más importante, pues es necesario una verdadera ilusión, vocación y estar preparado, además de sentir o que se despierte un especial cariño por el vino.

El enoturismo está siendo de lo más beneficioso para que se conozca al vino español y es muy rentable para las bodegas, lo que hace que aumente la venta de vino. Hablamos de un novedoso canal de promoción y venta. Es un hecho que las ventas mejoran ostensiblemente y esto para las bodegas de pequeño y mediano tamaño es algo importante.

Con el enoturismo es posible visitar lugares realmente bonitos, que tienen al vino como fiel compañero y donde podemos conocer la historia y el futuro. El sector vive momentos esperanzados y siempre que sea posible, el enoturismo es una vía de lo más interesante para cualquier bodega, tanto si estás empezando como si lleva años en el sector.