¿Mudarse por trabajo? Lo que necesitas saber para tomar la mejor decisión

7 junio, 2021
¿Mudarse por trabajo? Lo que necesitas saber para tomar la mejor decisión

Hay momentos en la vida en los que se presentan oportunidades que hay que tomar pues no sabemos cuando puede repetirse. Por lo general, las ofertas laborales suelen ser este tipo de oportunidades que cuando son muy buenas, es fundamental estudiar los pros y contras para tomar una decisión de perseguir ese nuevo puesto de trabajo, aunque eso signifique tener que trasladarse a otro lugar.

Mudarse ya sea de una ciudad a otra o de un país a otro es una decisión que debe hacerse tomando en cuenta muchos aspectos, porque no solamente se trata de aceptar un nuevo trabajo, sino de entender que la vida en general se verá afectada y por ello, una situación de este tipo debe tomarse en serio y valorar el abanico de opciones que este nuevo lugar nos ofrece.

Una de las primeras cosas que debemos tener en mente, es que si estamos considerando mudarnos por trabajo, es que en este tengamos una mejor oferta laboral -si este es el motivo principal por el que estamos pensando en trasladarnos. Pongámoslo así, si en nuestra ciudad de origen tenemos un buen puesto de trabajo, un buen sueldo, buenas condiciones laborales y un lugar establecido dentro de la empresa, aceptar un trabajo en otra ciudad que no cumpla con las mismas características, tal vez no sea la mejor decisión.

Sin embargo, hay muchos otros aspectos a tomar en cuenta y es precisamente lo que haremos a continuación:

A nivel profesional

Cuando se está buscando ampliar los horizontes laborales, ya sea dentro de una misma empresa o cambiando del todo de trabajo, las ofertas puede que se den ya sea en otras comunidades autónomas o en otros países. Si eso llegase a ocurrir, debemos tomar una decisión que nos afectará no solo a nivel personal y laboral, sino a nivel familiar, por ello es importante tener presente:

  • Nuestro currículum será más interesante y nutrido

Para nadie es un secreto que para aspirar a mejores puestos de trabajo se necesita experiencia que le garantice a la nueva empresa que le aportamos un valor interesante a considerar. Por ello, mientras más conocimiento tengamos y mejor preparados estemos, más fácil será que seamos aceptados para un puesto.

Cuando se trata de mudarse de un lugar a otro por cuestiones laborales, las empresas toman en cuenta que la persona esté dispuesta a movilizarse para crecer dentro del negocio. Otro punto importante es que en caso de querer cambiar nuevamente de trabajo, el currículum es más atractivo por la experiencia que se tiene de trabajar en diferentes lugares, culturas y protocolos laborales, lo que lo hará más atractivo para cualquier otra empresa en la que se quiera aplicar para obtener un puesto.

  • Oportunidades de una vez en la vida

Si hay una oferta que es lo suficientemente atractiva como para que una persona considere dejar su lugar de origen y la tranquilidad que le proporciona mantenerse en un ambiente conocido, es porque es una oportunidad que debe tomarse en serio.

Como mencionamos antes, hay oportunidades en la vida que solo se dan una vez y aprovecharlas no solamente nos abrirá muchas puertas tanto laborales como personales, sino que también nos hará mejores dentro de nuestra área y nos impulsará a hacer mejor nuestro trabajo.

Teniendo esto en mente, es importante que estemos conscientes de que una posibilidad así capaz no se nos da dos veces y que aprovecharla es un experimento que puede ser maravilloso para nuestro crecimiento personal y profesional.

  • Mejores sueldos y condiciones laborales

Antes comentamos que este es un punto fundamental para tomar una decisión que implique un traslado. Así, las condiciones laborales y los sueldos deben ser mejores que en el trabajo que se tiene de primer momento, pues lo importante es siempre ir hacia adelante y tener una mejor calidad de vida.

Si a día de hoy se tiene un trabajo que permite llegar holgado a fin de mes, pagar nuestras deudas a tiempo y vivir cómodos, el trabajo al que aspiramos debe cubrir todas esas necesidades y ofrecernos algo más, ya sea a nivel de sueldo o de beneficios laborales, lo importante es que el paso sea hacia adelante y no hacia atrás.

Por ello es necesario tomar en cuenta elementos como: qué tan costosa es la vida en el lugar de destino (alquiler, servicios, vida social, educación, recreación, salud, transporte), qué beneficios tendremos dentro de la empresa, el ambiente laboral, las condiciones de infraestructura y todo aquello que pueda afectarnos directamente durante las jornadas laborales.

  • Siempre podemos regresar a casa

Si el trabajo no era lo que estábamos esperando o si a fin de cuentas sentimos que es momento de volver a casa, regresamos con un currículum más amplio y nutrido, nuevas habilidades aprendidas, lo que generará el interés en las empresas locales, pues siempre es una buena adición una persona que ha podido actualizarse y trabajar en espacios diferentes.

A nivel personal

Cuando se decide comenzar una aventura nueva en otra ciudad y otro trabajo, vienen cambios a nivel personal y emocional, porque todo va a ser diferente y lleva un tiempo adaptarse no solamente al nuevo puesto o empresa, sino al ritmo de vida de otra ciudad o país.

El proceso de adaptación no es sencillo ni de un día para otro, lo que significa que debemos empezarlo con la mente abierta a aceptar los buenos y malos momentos que vienen mientras estamos encontrando nuestro lugar en el nuevo destino.

Así como a nivel profesional hay aspectos que deben tomarse en cuenta, a nivel personal también los hay. Algunos de estos son:

  • Encontrar un nuevo hogar

Si ya la decisión de cambiar de trabajo y de localidad está tomada, comienza un proceso muy importante y que no puede tomarse a la ligera y es encontrar el lugar en el que haremos vida.

Ubicar un hogar que se adapte a las necesidades ya sean individuales o familiares, debe hacerse con tiempo, porque hay que tomar en cuenta factores como: la distancia al trabajo, las comodidades dentro de la propiedad, los servicios que se tienen en las cercanías, colegios (en caso de que se tengan niños), centros de salud, metro o transporte público, entre otros.

A esto se le suma el traslado de todas nuestras pertenencias, que deben llegar junto con nosotros para que el comienzo de la vida en el lugar sea lo más sencillo posible, por ello nuestros amigos de Servieco, recomiendan que la mudanza sea planificada tomando en cuenta los días de adaptación al espacio, así como también contar con una empresa que tenga servicio de depósito, de manera que si esta debe hacerse inmediatamente y con menos tiempo, todo esté a buen recaudo hasta que pueda ser trasladados al lugar de destino.

En este punto es fundamental que se realice la mudanza con buena energía y con pensamiento positivo, pues para nadie es un secreto que el proceso de traslado es complicado y que siempre genera estrés, por lo que contar con una empresa que se encargue de los detalles y de la protección de nuestras pertenencias, siempre ayuda a disminuir las preocupaciones en ese sentido.

  • Relaciones personales

Una mudanza a otro país o ciudad implica que nos alejaremos de nuestros seres queridos y eso, evidentemente, genera tristeza y al llegar al nuevo lugar, una sensación de soledad al no tener demasiados amigos o personas en las que confiar. Tomar en cuenta esto es fundamental porque queramos o no, es algo que va a pasar.

Debemos abrir nuestra mente a conocer nuevas personas, realizar nuevas actividades y permitirnos abrirnos a los desconocidos como primer paso para ir creando de a poco una red de nuevos amigos.

Esto sin dejar de lado a nuestros familiares y amigos. Ahora es muy sencillo mantenernos en comunicación constante con ellos gracias a las tecnologías y todo el abanico de opciones que tenemos para estar presentes en la vida de las personas a quienes queremos sin importar la distancia.

  • Aceptar y valorar la cultura local

Cuando llegamos a un lugar distinto es importante aprender de la cultura que este nos ofrece, valorarla y adaptarnos a ella; probar sus platos típicos, conocer los lugares más emblemáticos tanto a nivel cultural, como natural, y conocer todo lo que podamos del lugar donde estamos comenzando a hacer vida.

Lo más importante es que entendamos que somos los que estamos llegando y que empaparnos de todo lo que podamos sobre esta cultura, ya sea dentro o fuera de nuestro país, es fundamental para comenzar a tomarlo como nuestro hogar. A su vez, compartir nuestra cultura con los locales es una manera de afianzar las relaciones personales.

Mudarse por trabajo es una oportunidad de crecimiento laboral y personal, sin embargo hay que estudiar todos los pros y contras de forma que cuando se tome la decisión definitiva, se haga con toda la certeza de que es lo mejor para nuestro futuro.