¿Qué tanta seguridad hay en un parking?

7 septiembre, 2020
¿Qué tanta seguridad hay en un parking?

Dejar tu coche en un parking público o privado es una práctica muy habitual, ya sea porque es tu única opción al no conseguir un puesto en la vía pública, como suele pasar en las grandes ciudades, o por una elección pensada para tener más seguridad y comodidad.

Además, con el aumento de los vehículos vendidos cada año, el espacio para aparcar en las grandes ciudades va quedando insuficiente ante la gran demanda y por lo general,  se vuelve todo un reto encontrar una plaza de aparcamiento que esté cerca del sitio al que queremos ir y en plena vía. Por eso, la figura del parking privado ha tomado  más importancia que nunca.

Estos, aunque garantizan más seguridad que aparcar en la calle, no quedan exentos de sufrir robos, desguace y ventas por piezas, además que los golpes y las rallas son frecuentes en algunos de estos lugares. Por lo mismo, el sector se está modernizando para aumentar la seguridad y poder hacer frente al aumento del tráfico, así como para garantizar el bienestar de cada vehículo que acceda al área, con sistemas tecnológicos cada vez más avanzados y personal cualificado que garantice devolver el vehículo en las mismas condiciones que fue entregado. Aquí, Orbit Parking, parking de lujo en Nuñez de Balboa, nos explican todas estas medidas y hasta nos dan algunos consejos para aumentar la seguridad de nuestro coche.

Elementos de seguridad que no faltan en un parking privado:

Los sistemas de seguridad que suelen instalarse en los parkings se componen de controles a la entrada y a la salida del mismo para evitar que personas ajenas a la propiedad puedan acceder. Para ello, entonces, se dota a los propietarios de diferentes sistemas de identificación como códigos de seguridad,  llaves electrónicas o identificación a través de biometría.

Si a pesar de ello lograra acceder al parking, este cuenta con un sistema de seguridad que alertaría a la central receptora, la cual a su vez llamaría a la policía y a los vecinos inmediatamente. Además, muchos parkings cuentan con sistemas de videovigilancia a las cuales, incluso, los mismos propietarios pueden acceder en cualquier momento y acceder a una imagen de su coche en vivo y directo.

Incluso cuando hay alguna anomalía, como un escape de agua o un conato de incendio, los sistemas de vigilancia por cámara pueden alertar de la situación de inmediato. Algunas de las medidas de seguridad con las que suelen contar los parkings privados son:

  • Circuito de cámaras de seguridad
  • Lectores de matrículas
  • Software especializado y equipos informáticos siempre actualizados
  • Rejas de máxima seguridad para usar en zonas conflictivas o durante el horario nocturno
  • Guardias de seguridad
  • Vigilancia 24 horas
  • Barreras manuales, cuyas maniobras de subida y bajada las realizan los guardias o los mismos conductores.
  • Barreras automáticas, cuyas maniobras de subida y bajada están controladas por un control eléctrico o regulación automática. La activación de la barrera de parking ocurre por variados métodos controlados; puede darse por identificación del conductor del vehículo, por presencia de vehículo, etc.
  • Pilonas o bolardos fijos y pilonas automáticas, los cuales representan la mejor opción para limitar el acceso de los vehículos en los parkings.
  • Disuasores abatibles, los cuales permiten reservar plazas de aparcamiento individuales de un modo cómodo y sencillo, y sin la necesidad de mantenimiento.
  • Sistemas de videovigilancia CCTV. Estos incorporan sensores de movimiento y completan el sistema de seguridad del parking. Además de ser disuasorios, las imágenes que registran pueden ayudarnos a saber lo que pasó a la hora de un incidente e incluso, formar parte en un juicio ante el tribunal.
  • Sistemas de identificación como las del tipo huella, tarjeta, placa de matrícula o mando, las cuales se encargan de autorizar o denegar el pase de personas o vehículos. La mayoría consta de un sistema de lectura, una central controladora y un software que permite la gestión de los usuarios autorizados.

La combinación de todos estos elementos de seguridad hace que la gente prefiera dejar su vehículo en un parking privado antes que en la calle. Esto porque, es cada vez más difícil que  en un parking privado roben un vehículo y, por ejemplo, si algún conductor le da un golpe a tu coche mientras aparca siempre quedará registrado con las cámaras y podrás iniciar una reclamación legal.

Otro de los factores que han ayudado a los parking privados a conseguir su éxito cada vez más creciente es que los vehículos están protegidos frente a factores incontrolables como el tiempo: tormentas, granizo, árboles que se caen por el viento, tejas y ladrillos, etc, son sólo algunos de los elementos que suelen estropear un vehículo cuando el tiempo se vuelve inestable y estos se encuentran a la intemperie.

Trucos y consejos para aumentar la seguridad en los aparcamientos

Sin embargo, aunque ya hemos dejado claro que son la opción de aparcamiento más segura y cómoda, siempre hay que tomar nuestras propias previsiones a la hora de aparcar en uno de estos lugares para estar tranquilos que nuestro vehículo se mantendrá a salvo mientras estamos de compras o en el trabajo. Aquí algunos consejos a la hora de usar un parking:

  • Al momento de la entrada

Asegúrate de que nadie entra detrás de ti sin fichar, ya que esta es la forma más habitual que usan los delincuentes para de acceder a un garaje sin llamar la atención. Mejor, espera a que la puerta de entrada se cierre completamente para evitar la entrada de intruso.

  • El tamaño del parking importa

El tamaño del aparcamiento influye en la seguridad, por ejemplo, en los parkings muy grandes puede haber puntos ciegos, esas zonas que el personal o las cámaras de vigilancia no llegan a tener controladas y que son propicias para incidentes.

Por eso, si hay posibilidad de elegir, es recomendable entrar a un parking pequeño donde las personas que están controlándolo puedan hacerlo al 100% y las cámaras de vigilancia tengan un circuito cerrado de grabación en directo para que no se escape nada.

  • Busca la mejor iluminación

La mayoría de los parking están iluminados con luz artificial y hay zonas en las que no hay muy buena iluminación, por eso, intenta encontrar un puesto en las plazas más iluminadas donde las cámaras tengan mejor visibilidad.

Además, es aconsejable aparcar en zonas donde el tránsito de personas o coches sea mayor, por ejemplo, cerca de las entradas y salidas.

  • Conoce la política de robos

La política de robos, tanto de los parking públicos como privados, puede variar dependiendo de la empresa que lo gestione. Por eso, al momento de aparcar, y sobre todo si será un lugar de uso frecuente, se recomienda informarse sobre las condiciones de uso y responsabilidad.

  • No dejes objetos a la vista

Una vez que cierres el coche asegúrate de comprobar todas las puertas y ventanillas para cerciorarte de que se ha quedado completamente cerrado.

Dentro de un vehículo donde no hay nadie, cualquier cosa puede llamar la atención, desde un abrigo hasta un simple papel, atrayendo a intrusos hacia tu coche. Por eso debes procurar guardar todos los objetos que vayas a dejar en el vehículo, en el maletero o la guantera para que no se vean a simple vista.