Cómo aumentar la productividad de la pyme

22 noviembre, 2018
Cómo aumentar la productividad de la pyme

Con la llegada de noviembre comienza la carrera por hacer la mejor campaña de navidad, mejorar las cifras de años anteriores y conseguir beneficios. Recordemos que estas fechas son las más importantes para muchas empresas debido a la estacionalización de sus productos o por el aumento del consumo.

Es fácil pensar que con tener una tienda online y trabajar un poco los resultados llegarán. En muchos casos es así, sobre todo cuando no se ha hecho nada de esto durante la historia de la empresa y se empieza a trabajar. Es entonces cuando los resultados empiezan a aparecer y se amortizan las inversiones.

Pero cuando ya se trabajan elementos como el posicionamiento web, una tienda online eficiente y una manejo de las redes sociales constante y profesional, es difícil encontrar nuevas maneras de atraer al cliente. Entonces, empieza el proceso creativo de los empresarios por encontrar nuevas fórmulas para atraer clientes.

Lo que es muy interesante es que los beneficios no sólo se consiguen manteniendo una buena política en la captación de clientes, sino que también dependen mucho de la estructura interna de la empresa. La optimización de proceso, la consecución de objetivos y la motivación del personal cuentan mucho a la hora de conseguir beneficios.

Lo que estamos diciendo, es que muchas veces cuando llegamos a un momento en el que la captación de clientes funciona, debemos de mirar hacia el interior de la empresa para seguir optimizándola. Hablamos de eficiencia, de optimización de procesos y de acciones dirigidas a reducir costes sin dañar a la estructura de la empresa o perjudicar a los trabajadores.

En este sentido, la aplicación de las últimas tecnologías para la optimización de procesos suele cobrar mucho protagonismo. Pero no nos engañemos, porque esto es solo una parte del proceso de optimización de la eficiencia. Y precisamente esto es de lo que vamos a hablar en el artículo de hoy, en el que vamos a hablar de cómo se puede aumentar la productividad de una pyme, ofreciendo consejos o actuaciones a llevar a cabo con el fin de obtener mejores beneficios de cara a la campaña de navidad.

Pequeñas acciones llevan a grandes resultados

En la pyme la organización es un aspecto clave, no sólo cuando es un solo empresario el que dirige las actividades empresariales, sino también cuando hay un equipo que se tiene que compaginar para la consecución de objetivos. Aquí la organización de las tareas es un aspecto clave, por lo tanto, no dudes en dedicar tiempo a la planificación de los objetivos mensuales, semanales y diarios, distribuyendo las tareas en función de los puntos fuertes de los trabajadores. Y tampoco debes olvidar comunicar a los trabajadores el motivo de tus decisiones, de esta manera, conseguirás que se impliquen en los objetivos.

La comunicación con los trabajadores es clave, y para ello, lo mejor es que las comunicaciones queden por escrito. Poner notas en la mesa o puesto de trabajo de un miembro del equipo es algo peligroso, pues la información puede no llegar. Para evitar estas situaciones es necesario utilizar el correo electrónico de la empresa. Que, además, se puede sincronizar con el calendario de manera sencilla.

También hemos comentado que debemos informar a los trabajadores del equipo, el correo electrónico debe ser la manera en la que se enteren de las novedades. Pero debe darse al trabajador todas las herramientas para ser capaces de entender las decisiones, y esto se consigue mediante el almacenamiento de documentos en la nube. De esta manera encontrar documentos en cualquier sitio se vuelve una tarea realmente sencilla, evitando tener que buscar en diferentes ordenadores o forzarte a ir a la oficina.

Por último, pero no por ello menos importante, vamos a hablar de la inversión en nuevas herramientas tecnológicas. Debido al aumento de los pedidos o la actividad durante los meses previos a la navidad es importante estudiar la necesidad de utilizar herramientas tecnológicas que nos ayuden a ser productivos.

Si la inversión es un problema, siempre se pueden utilizar técnicas diferentes a la compra para utilizar la última tecnología. Un ejemplo de ello es el modelo de negocio de Sestetic, una empresa distribuidora de aparatos de estética, que ofrece la oportunidad de comprar, alquilar o explotar de forma compartida la tecnología que ofrecen.