Tiendas de Ropa Infantil. Una buena idea para emprendedores

29 agosto, 2016
Tiendas de Ropa Infantil. Una buena idea para emprendedores

Son cada vez más personas las que encuentran muy difícil mantener un trabajo estable en los tiempos que corren, así que esa arraigada cultura española de trabajar por cuenta ajena empieza a perder fuera.

El experto en Marketing, Risto Mejide así lo anunciaba en su artículo “No busques trabajo”, todo un alegato por el auto empleo y el emprendimiento “ha llegado el momento de las empresas de uno”.

Más allá de razones y valoraciones a favor o en contra del popular publicista, su artículo plantea ideas muy interesantes sobre la situación laboral en España y, lo más importante, ofrece soluciones, ideas que, sean mejores o peores, válidas o no, al menos son ideas para cambiar de estrategia ya que la que se ha intentado hasta ahora parece no habernos funcionado.

Uno de sus interesantes consejos es el de pararse a pensar en nuestras habilidades, aquello que se nos da especialmente bien y en cómo ubicarlo entre aquello que se necesita actualmente.

Precisamente, en España el sector textil siempre ha sido una de las áreas más importantes en lo que al gasto familiar se refiere.

Así que para aquellas personas con habilidades sociales y un carácter adecuado a la iniciativa emprendedora puede ser una posibilidad muy interesante.

Cómo abrir una Tienda Infantil de éxito

Por otra parte, emprender no es algo que pueda hacerse a la ligera, son muchos los aspectos que debemos valorar antes de lanzarnos a crear nuestra propia empresa.

El primer paso es crear un concienzudo y pormenorizado Plan de Empresa donde tengamos muy claros nuestros objetivos, estructura, gastos mensuales, ejecución del negocio, beneficios.

A la hora de elaborar nuestro Plan de Empresa, es fundamental que llevemos a cabo un estudio exhaustivo del mercado.

No tiene sentido pensar en abrir una Tienda de Ropa Infantil en una ciudad con muy pocas familias con niños, tenemos que ir a la par de las necesidades del lugar en el que queramos abrir nuestra tienda, a no ser que se trate de un negocio online, entonces este tipo de valoraciones variará.

También es muy importante la especialización y definir muy bien el producto una vez detectado nuestro mercado y el servicio que se necesita.

Esto nos ayudará a definir las líneas de ropa que precisaremos, ya que en una tienda infantil podemos distinguir entre una línea de ropa para recién nacidos, bebés o una línea de moda infantil. Esto dependerá de las necesidades de nuestros clientes.

Por otra parte, es fundamental encontrar mayoristas especializados y con experiencia en el sector, este es uno de los puntos clave si queremos que nuestra Tienda Infantil avance sin problemas.

De hecho, hay empresas mayoristas que también ofrecen la posibilidad de franquiciado con lo que todo el proceso de creación de nuestra Tienda Online y/o Física se nos facilitará enormemente.

Este es el caso de reprepol, una de las redes de franquiciados de ropa infantil líderes a nivel nacional que ofrece la posibilidad de crear una franquicia a partir de su marca.

Una alternativa muy interesante si al realizar nuestro Plan Financiero observamos que no tenemos muchas vías para conseguir dinero o contamos con una pequeña inversión, ya que este tipo de negocios suelen requerir de una importante inversión inicial de partida.

Además, trabajar con una de las empresas líderes en el sector también reducirá nuestros gastos en marketing y promoción, reduciendo la inversión en nuestro Plan de Ventas.

Está claro que son muchos los aspectos a sopesar a la hora de tomar una decisión de este tipo, siempre es bueno dejarse asesorar por expertos y, lo más importante, en caso de decidir emprender tener las cosas claras y recordar que no existen ni los errores ni los fracasos cuando hablamos de apostar por nosotros, solo nuevas oportunidades para aprender y crecer.

En caso de no tener éxito en una primera apuesta siempre habremos aprendido muchas cosas, no solo sobre montar un negocio, sino de nosotros mismos. Habremos podido comprobar nuestros puntos fuertes y lo que no lo son tanto, para trabajarlos.

Al final con trabajo y perseverancia la suerte siempre está a la vuelta de la esquina y, puede que busquemos trabajo o no, esa sea la mejor actitud hacia el éxito.