Ventanas con certificado Passivhaus

22 enero, 2019
Ventanas con certificado Passivhaus

El sistema constructivo Passivhaus ya no es el futuro, es el presente. Seguro que has oído hablar mucho de este certificado, que se puede tener en edificios, ventanas o cualquier tipo de construcción. Quizás no lo conozcas todo, por eso, antes de meternos en materia, vamos a conocer un poco más sobre este sistema.

El Passivhaus, o casa pasiva, es un estándar de construcción nacido en Alemania en 1991 que se ha ido extendiendo por el resto del mundo. Combina un elevado confort interior con un consumo de energía muy bajo y un precio asequible, gracias al máximo cuidado de la envolvente del edificio y a un sistema de ventilación controlada. El edificio pasivo es aquel que ahorra energía. Dada la escasez de recursos a nivel global, merece la pena descubrir los principios de este estándar internacional. Incluso se ha creado una plataforma para difundirlo.

Los edificios, para ser certificados Passivhaus, deben cumplir los siguientes requisitos básicos

  • Demanda de calefacción por debajo de 15 kWh/(m²a)
  • Demanda de refrigeración menor que 15 kWh/(m²a)
  • Demanda en energía primaria con un consumo por debajo de 120 kWh/(m²a) (calefacción, agua caliente y electricidad)
  • Hermeticidad, menor que 0.6 renovaciones de aire por hora (valor con un diferencial de presión de 50 Pa)

Por varias razones, en los edificios antiguos normalmente es más difícil alcanzar el Estándar Casa Pasiva con  un  esfuerzo  razonable. Llevar  a  cabo  una  rehabilitación  hasta  el  Estándar  EnerPHit empleando componentes Passivhaus en los elementos estructurales relevantes de los edificios nos  lleva a mejoras considerables en relación con el confort térmico, la durabilidad de la estructura, la rentabilidad y las necesidades energéticas.

Y este sistema también se puede aplicar a las ventanas. Este es el camino por el que Replus apuesta fuerte, y esto es sólo el inicio.Estos son los certificados que convierten a esta empresa en una de las únicas empresas en España de Ventanas de PVC que dispone de dos certificados Passivhaus y, por lo tanto, una de las pocas empresas que cuenta con ventanas certificadas Passivhaus.

En ventanas

Sus ventanas están consideras una de las mejores ventanas de PVC del mercado. Su instalación garantiza un ahorro de energía importante gracias al aislamiento térmico que proporcionan. De este modo, las ventanas certificadas passivhaus consiguen un ambiente interior más confortable, ya que disminuyen notablemente la presencia de condensación, humedad o la formación de moho. Por otro lado, tienen una vida útil mucho mayor que otras ventanas de PVC pues al desaparecer estos elementos dañinos como la formación de moho o la humedad, sufren menos y duras más. Por todo esto, bajo el punto de vista de ellos, las ventanas certificadas passivhaus con las mejores ventanas de PVC que hay actualmente en el mercado.

Si cumplen con los criterios del estándar y superan los controles realizados por el instituto podrán obtener el certificado de componente para casa pasiva. Este distintivo reconoce la validez del conjunto de soluciones empleadas en el edificio y asegura un alto grado de confort, calidad y eficiencia energética: cerramientos de muy altas prestaciones, una elevada hermeticidad, aislamientos térmicos reforzados, un exhaustivo control de los puentes térmicos, un sistema de ventilación con recuperación de calor. Son los pilares fundamentales de un edificio pasivo.

  • Te permite un gran aislamiento térmico, un riguroso control de filtraciones, y una elevada calidad del aire interior.
  • Se intenta reducir el consumo de energía mediante las ganancias solares en invierno y con procedimientos de refrigeración pasiva en verano.

Consumo energético

Todas estas medidas permiten reducir el consumo energético entre un 70% y un 90% (en comparación con construcciones convencionales y dependiendo de las particularidades del edificio de referencia). Finalmente, si los criterios definidos en el estándar se cumplen el edificio puede ser certificado como Passivhaus o casa pasiva. Creo que la lógica impera cuando se habla de este sistema que es beneficioso para todo.

Así pues, ya sabemos un poco más sobre el sistema Passivhaus, aunque aquí puedes encontrar más información, sobre detalles más concretos. En definitiva, se basa en levantar construcciones que cuenten con gran aislamiento térmico, un riguroso control de infiltraciones, y una máxima calidad del aire interior, además de aprovechar la energía del sol para una mejor climatización, reduciendo el consumo energético del orden del 70% (sobre las construcciones convencionales).