Internet: una manera de impulsar y promocionar el tomate de nuestro país

18 marzo, 2020
Internet: una manera de impulsar y promocionar el tomate de nuestro país

A nadie se le escapa que la gastronomía española es una de las mejores del mundo y que ese es uno de los motivos por los que nuestra industria turística también tiene una gran cantidad de buenas referencias a lo largo y ancho del mundo. Pero lo que hay que tener claro es otro aspecto: y es que la gastronomía española es muy buena gracias, en buena medida, a la enorme cantidad de productos de la máxima calidad que se produce en el interior de nuestras fronteras, en nuestras huertas y en nuestros campos. Esa es la clave para que gocemos de una gastronomía de primer nivel mundial.

Uno de los productos que han caracterizado a España desde que tenemos uso de razón es el tomate, que sin duda forma parte de una gran cantidad de platos y menús que son típicos de nuestra tierra. Y es que raro es el día en el que no usamos este producto para cualquier cosa. Si no es para hacer una ensalada o algo similar, siempre tendremos un bote de tomate frito en nuestra mesa. Es algo con lo que hemos crecido y que no vamos a dejar de hacer en ningún momento de nuestra vida.

La existencia de un producto como lo es Internet nos ha permitido conocer a numerosos fabricantes y variedades de tomate. Nos ha permitido, por otra parte, descubrir nuevas técnicas de cultivo que se realizaban en otros países, que en nuestros campos podían funcionar y que, en definitiva, podían mejorar la calidad de nuestros tomates. Y así ha sido. El tomate español es una referencia en todos los sentidos y ahora que existe Internet hemos encontrado, además, la manera de promocionarlo a nivel internacional. La llegada de la red, desde luego, ha supuesto un salto de calidad para el tomate español.

El tomate español es más internacional que nunca gracias a la llegada de Internet y son muchos los motivos que nos permiten demostrar que este hecho es tan real como la vida misma. Los principales responsables de Hida, una entidad que se encarga de la comercialización de tomate casero, nos han comentado que ha crecido de manera exponencial el número de visitas que recibe su página web desde otros lugares del mundo y que, como consecuencia, ha aumentado también el de pedidos que provienen del exterior desde que han empezado a desarrollar su estrategia publicitaria mayormente a través de la red.

Andalucía, referente en la producción nacional de tomate

La comunidad autónoma andaluza ha sido una auténtica referencia a lo largo de toda la historia del tomate español. Según una noticia que fue publicada en la página web de Statista, su producción en 2018 fue de 1.978.000 toneladas, una cifra que solo con imaginársela puede resultar increíble. Extremadura, eso sí, es la segunda comunidad, siguiendo muy de cerca a la comunidad andaluza con 1.918.000 toneladas, que tampoco está nada mal, por supuesto.

China, líder mundial en la producción de tomate

El gigante asiático, como en tantas otras cosas, es el que copa la producción mundial de tomate en virtud de un informe que fue publicado en el portal web Hortoinfo. El número de toneladas producidas en este territorio es de 52.586 (son datos del año 2014), algo que simplemente resulta imposible de imaginar. Dos países como lo son India y Estados Unidos ocupan la segunda y la tercera posición, pero con cifras muy alejadas de la china. En concreto, sus producciones superan las 18.000 y las 14.000 toneladas, respectivamente, que no está nada mal.

Internet, idóneo también para otro tipo de productos de la agricultura

Puede parecer que la agricultura es una de las maneras de vida que menos tiene que ver con Internet. Y puede ser verdad en algunos sentidos, pero está claro que no en todos. Y es que la llegada de Internet ha supuesto un repunte en el consumo de productos que tienen que ver con nuestra tierra. Y no solo con el tomate. La patata, por ejemplo, es otro de los que ha conseguido exportarse en mayor medida desde España desde que existe una cuestión como lo es la red. Es curioso, ¿verdad? Pero es tan real como la vida misma.

Nos encontramos en un mundo globalizado y en el que cualquier persona puede descubrir productos y técnicas que solo se emplean y existen en un país que no tiene nada que ver con el suyo. Es algo estupendo y que a todos y todas nos permite enriquecernos de una manera o de otra. Por eso, podemos afirmar que Internet y la agricultura tienen mucho que ver y que, de alguna manera, se retroalimentan. Es algo que debemos impulsar y que, por supuesto, tenemos que celebrar todos y cada uno de nosotros.