Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Qué es la radioafición?

COMPARTIR

El radioaficionado se comunica con cualquier parte del mundo por sus propios medios. Se sienta frente a la emisora y habla a través del micrófono, pero debe conseguir una autorización administrativa, por lo que tiene que aprobar un examen sobre electrónica, manejo y reglamentación, y pagar unas tasas.

En 2019 en España había 31.839 autorizaciones administrativas para radioaficionados. La radioafición ha fundado nuevas industrias y ha salvado vidas en momentos de emergencia.
Tienen la obligación de poner sus equipos a disposición de las autoridades ante situaciones de alarma, ya que Protección Civil y Cruz Roja tiene muy en cuenta a estos radioaficionados si hay que responder a alguna catástrofe.

También usan sus equipos para conectar con personas de España o de otra parte del mundo, para organizar concursos culturales y competiciones. Los radioaficionados tienen permiso para manejar un equipo de radio con fines no lucrativos. Es un hobby para aquellos que les apasionan la tecnología y las telecomunicaciones.

Wikipedia explica que aunque sus orígenes se remontan al menos a finales del siglo XIX, la radioafición no comenzó como se practica hoy en día hasta el siglo XX. La primera lista de estaciones de radioafición se encuentra en el First Annual Official Wireless Blue Book of the Wireless Association of America en 1909.

¿Cuántos radioaficionados hay en España?

En España hay más de 30.000 autorizaciones administrativas para radioaficionados. La URE es la Unión de Radioaficionados Españoles, una asociación que nació el 1 de abril de 1949, que tiene más de 8.000 socios, una parte de las 30.726 licencias de personas físicas que había en todo el Estado hasta marzo, según datos de la dirección general de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información.

Muchos consideran que la radioafición es la primera red social, porque cuando no había correos electrónicos, los radioaficionados ya mandaban mensajes que se alojaban en una especie de buzones; eran ordenadores con una RDS, conectados a un tipo de radio a través de un módem. Los usuarios se conectan a ese buzón a través de la radio.

Los radioaficionados españoles siguen conectándose desde sus casas. En la URE, por ejemplo, existe el diploma de los municipios españoles, con el objetivo de contactar con radioaficionados de todas las localidades de España. En YouTube se pueden ver vídeos de radioaficionados que han grabado sus intervenciones.

Las ventajas de la radioafición

El inconveniente de los nuevos sistemas de comunicaciones es que dependen de redes estructuradas y los radioaficionados no dependen de nada. Para comunicarse solo necesitan una antena, el equipo de radio, una fuente de energía que se la puede dar una batería o un generador. Gracias a ellos el país nunca se va a quedar incomunicado.

Hay muchos radioaficionados en España que han ayudado en misiones humanitarias de todo el mundo sin salir del país: el tsunami del océano Índico, los terremotos de Haití o Nepal…

En el seísmo de Ecuador de 2016, las estructuras telefónicas se estropearon y los primeros que dieron información sobre el país fueron los radioaficionados. Ellos participan en todas las catástrofes, pero también en los planes de emergencias de celebraciones multitudinarias como la Semana Santa de Sevilla, el Rocío o en la Feria de Abril.

La sociedad se beneficia de esta red de comunicaciones que tiene coste cero y en casos de emergencia siempre está disponible. Los radioaficionados experimentaron en ordenadores personales antes de que fueran productos de consumo en los hogares, inventaros antenas, probaron frecuencias que se creían inútiles y en la actualidad son utilizadas por distintos servicios de telecomunicaciones.

En la actualidad muchos jóvenes se acercan a la radioafición porque les apasionan la comunicación y la radio. Los socios de la URE van a colegios e institutos para explicar a los alumnos qué es un radioaficionado y para qué sirve. La Unión Mundial de Radioaficionados organiza actividades, promueve la radio y se conocen todos los que comparten esta afición.

¿Cómo puedes ser radioaficionado?

Los profesionales de Ondamanía aseguran que los radioaficionados deben contar con las mejores emisoras.

Los Radioaficionados tienen distintas profesionales, desde misioneros, médicos, estudiantes, camioneros, políticos, profesores, agricultores,etc. Son personas de cualquier edad, sexo, nivel económico y nacionalidad.

Es necesario pasar un examen de contenido teórico y práctico. De cara al examen, lo mejor es asociarse a la URE para obtener material didáctico con el que prepararse y adquirir los conocimientos necesarios para montar y manejar el equipo. Una vez, que has conseguido el título puedes montar la estación de radio comprando los aparatos.

Los radioaficionados tienen que tener conocimientos acerca de la teoría eléctrica, electromagnética y radioeléctrica, sobre circuitos eléctricos, componentes eléctricos, receptores, bloques y sus funciones, emisores, antenas y líneas de trasmisión, etc.

Noticias relacionadas

Scroll al inicio